La columna de Simitrio

Si no les gusta, váyanse

Si no les gusta, váyanse

El país, el estado y los municipios se precipitan en caída libre