Primera parte.

Crónicas de los tiempos del COVID-19: el inicio

A finales del año pasado empezó a generarse información sobre una epidemia de la familia los coronavirus, el nuevo integrante de esta bonita familia es el Covid-19, que según especulaciones que se generaron en un principio señalaban que tal virus se desarrolló de cepas del virus que generalmente se encuentran en los murciélagos y los puercos, o de una combinación de ambas, jamás nadie pudo saber cómo se mezclaron la manteca y el arroz, si en una mala peda se aparearon un murciégalo y un cochi, o si fue hecho por un científico loco en un laboratorio. La teoría que más cuajó fue la de que los murciégalos se lo pegaron a los chinos porque como es de todos sabido son muy cochis y no se comen entre ellos nomás porque no tienen carne.

Lo que durante muchos años fue un mito, que los chinos comen perros y ratas, con las redes sociales se ha comprobado; muchos videos existen en la red donde los asiáticos se deleitan comiendo todo tipo de alimañas, según ellos tratan de hacerlo ver como que son platillos muy exquisitos, pero la verdad es que son más de mil millones de personas que no tienen el suficiente abasto de comida, por eso tienen que recurrir a comer ese tipo de animales, son como las morras que dicen que les gusta la plata más que el oro, pero la verdad es que usan plata porque no les alcanza para comprar oro, así están los chinos.

En tanto que canta un gallo la epidemia china se volvió una pandemia que se esparció por todo el mundo, Italia y España fueron de las primeros países severamente afectados por la enfermedad; empezaron a circular videos donde se veían las calles de ambos países desiertas, solo patrullas circulando, haga de cuenta que habían vuelto Franco y Mussolini a gobernar en esos países. Y desde luego empezó a cundir el pánico, sobre todo en los ricos y obvio, la clase media que es la carne de cañón de los ricos, empezaron a ponerse como locos a comprar papel higiénico, otra de las incógnitas que nunca se aclararon fue esa, qué tiene que ver el papel higiénico con una enfermedad respiratoria, mi teoría es que toda esa gente padece o ha padecido de tos cuata, por eso se apresuraron a acaparar el papel higiénico, gente con problemas de esfínteres que cada que tose se le voltea el calcetín o deja las truzas como un cuadro de Pollock, no me hagan caso, solo es una teoría que la OMS mira todavía con reserva.

Y es entendible, la gente que la va a toda madre en la vida, pues quiere seguir vivo de preferencia, y empezaron a generar una sicosis entre la gente sin saber ni que pedo, querían que ya cerraran todo, los aeropuertos y negocios y todo. Pinche gente, tan estudiados y tan culones, y son culones porque en el fondo son ignorantes. Porque uno que es de a pie, sabe que no sabe, pues atiende lo que dicen las autoridades, pero esta gente que estudió, ¡n´ombre! Lo sabe todo, saben más que las autoridades y se la pasan diciendo que es lo que se tiene que hacer. Triste la calavera de López-Gatell que estuvo de pendejo estudiando epidemioloparanguaricutirimicuarología para nada, para que la gente se ponga como loca y pida que se cierre todo alv, así nomás de golpe y porrazo, “porque ya los cerraron en España”, que se haga esto otro, “porque ya lo hicieron en Trinidad y Tobago”, sin conocer las etapas y medidas que se llevan en una contingencia como ésta.

Ante la inminente llegada de la epidemia a México, se desataron todo tipo de demonios, todo pinche mundo anda metiendo su cuchara, todo pinche mundo quiere que se haga lo que ellos dicen, difunden notas que ni leen, dicen que el gobierno no está haciendo nada, porque ellos no están enterados de lo que se está haciendo, porque no tienen la curiosidad de ver los boletines y conferencias de las autoridades responsables, dicen que no se hace nada porque eso dice Loret de Mola y ya. Esa es la gente que opina y genera pánico y desinformación.  Del acaparamiento de papel higiénico se pasó al acaparamiento de gel desinfectante para las manos y cubrebocas, y ahí anda la gente, como ninjas en la pinche calle con el hocico tapado, ya les dijeron que los cubrebocas solo sirven para que la gente enferma no contagie a los demás, pero nos vale madre, como va a saber más la Organización Mundial de la Salud que uno, ni madres, hasta de unas truzas desjaretadas que tenían por ahí andan haciendo cubrebocas.

Aquí en BCS los primeros contagiados fueron en Los Cabos, extranjeros, será inevitable que haya contagios en todo el estado, lo que sí es evitable si seguimos las recomendaciones de las autoridades es que la epidemia no crezca de manera acelerada y los enfermos graves puedan ser atendidos.

Continuará…

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments