Gran revuelo causó en los habitantes de Baja California Sur la aprobación de la reforma

IVA e ingresos en BCS

Gran revuelo causó en los habitantes de Baja California Sur la aprobación de la reforma en la cual se eximía a la franja fronteriza de contar con un porcentaje de pago por este concepto menor al resto de la República. El incremento del  11 al 16% de cobro por este impuesto fue augurado como el apocalipsis para las economías fronterizas del país, en el cual se encuentra, por una razón atípica, Baja California Sur.

No se habían tenido más referencias sobre el tema, referencias económicas, sí políticas pues ha sido un tema que partidos y candidatos han manejado sin explicar con números en mano de que dimensiones es tal impacto. Hasta hace unas semanas los candidatos de Acción Nacional, particularmente Carlos Mendoza Davis y Jisela Paes han señalado un dato: en el 2014 se recaudaron en BCS mil millones de pesos por concepto de IVA. En lo particular me fue imposible encontrar ese dato, por que como ustedes saben la recopilación y sistematización de este tipo de información es sumamente compleja y lleva meses obtenerlos.

En lo personal me parece un dato muy conservador el que se estableció como total de esta recaudación, pero supondremos que los candidatos están mejor informados y tienen mayor oportunidad de allegarse de esta información que todavía no está disponible al público en general, esto considerando también que tales personajes no darían un número menor para argumentar en contra del IVA, por el contrario, en todo caso aumentarían la cifra real para que sirviera mejor a sus argumentos. Tomando entonces como cierto este dato, más-menos, y siendo que a pesar de que las matemáticas son una ciencia exacta, más la interpretación de las cifras económicas dista mucho de serlo, haremos como en nuestras otras colaboraciones un ejercicio para acercarnos y poder dimensionar esta realidad económica, que por tratarse de cifras indecibles para los ciudadanos comunes que estamos acostumbrados a dimensionar nuestros modestos ingresos respecto de los salarios mínimos o el costo de una canasta básica, no alcanzamos a comprender lo que realmente representan esas cifras.

Debemos recordar que el IVA es un impuesto proporcional al gasto que se ejerce, si a usted le parece muy poco lo que los cálculos nos arrojan, seguramente está en lo cierto, porque, repetimos, el pago del Impuesto al Valor Agregado es directamente proporcional al gasto que se hace en productos que pagan este impuesto, en su propia experiencia personal estaría pagando más porque, seguramente, gasta más.

Según los datos de la Encuesta  Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares en México, (ENIGH), durante el año 2012, el gasto de los hogares en el país comprendía un 34% para alimentos, bebidas y tabaco, y un 2.5% a cuidados de salud; descontando el .9% de gasto en tabaco y 9.7% en bebidas alcohólicas y no alcohólicas que integran este rubro con estos productos si pagan IVA en su mayoría, contrario a los alimentos que solo algunas excepciones lo hacen, tendríamos un aproximado de 25.9%  de gasto, básicamente en alimentos y medicinas que no pagan IVA. Si realizamos un gasto total de mil pesos semanales, 259 pesos estarían destinados a productos que no pagan IVA, por lo que el IVA se pagaría sobre los 741 pesos de nuestro gasto en productos que sí pagan lo pagan;  lo cual nos arroja un promedio de 118.56 pesos a pagar de IVA por cada mil pesos de gasto.

El salario mínimo general para Baja California Sur en 2015 es de 70.10 pesos; en el estado el 25% de la población ocupada gana hasta 2 salarios mínimos, 981.40 pesos semanales, de ellos 254.18 estarían dentro del gasto exento de IVA,  de los 727.22  pesos en promedio que se destinarían al gasto de productos con IVA, pagarían 116.35 pesos de IVA.

iva
21.9 % de la población ocupada gana hasta 3 salarios mínimos, 1,472.1 pesos, de este total semanal, se pagarían 174.5 de IVA; 24.9% hasta 5 salarios mínimos, 2,453.5 pesos semanales, 290.8 pesos de IVA semanales.

21.9 % de la población ocupada gana hasta 3 salarios mínimos, 1,472.1 pesos, de este total semanal, se pagarían 174.5 de IVA; 24.9% hasta 5 salarios mínimos, 2,453.5 pesos semanales, 290.8 pesos de IVA semanales. 18.2%  de la población ocupada gana más de 5 salarios mínimos, bajo estos parámetros estaría pagando más de 290 pesos semanales de IVA.

Tomando el indicador del promedio de ingreso mensual en el estado, que es el más alto del país, seguido del DF y Nuevo León, este es de 7, 345 pesos mensuales, de los cuales considerando la misma fórmula que establece un 25.9% de los gastos del hogar dedicados a alimentos y medicinas, se pagaría un total de IVA de 870 pesos mensuales o 217.7 pesos semanales

Otra forma de valorarlo sería distribuyendo de manera uniforme este pago, de tal manera que si los sudcalifornianos pagamos mil millones de pesos en el 2014 de IVA per cápita, significaría que cada habitante pagó 130 pesos mensuales, 65.4 quincenales o 32.7 pesos semanales por este concepto. Estas cifras indican el total del impuesto, no solamente el correspondiente al 5% de incremento aprobado recientemente. De esos 130 pesos mensuales que hoy se pagan, antes de la reforma se estarían pagando 123.50 pesos.

Siendo este un impuesto que se paga a la federación, podríamos decir que cada ciudadano del estado paga 37.7 pesos semanales de IVA a la federación, ¿es mucho o es poco? Depende desde luego de lo que cada quien tenga en el bolsillo por un lado, y por otro, de los beneficios que uno como ciudadano sienta recibir por pagar tales impuestos; en el caso de la federación podemos decir que para este año, asignó 10 mil 176 millones 900 mil pesos para presupuesto del gobierno del estado, 15 mil 975 pesos per cápita anuales, o 166 pesos semanales por cada ciudadano, solo de presupuesto otorgado y ejercido por el gobierno del estado, sin contar con el recurso que la federación ejerce directamente en el estado.

Por su parte los ingresos propios del gobierno del estado para este año están considerados en 673 millones 262 mil pesos, lo que equivaldría a un presupuesto per cápita de 1 mil 056 pesos que el gobierno del estado podría asignar, es decir 22 pesos semanales por habitante. Pero si consideramos la deuda de 1600 millones que el estado acaba de contraer tendríamos que el costo de la deuda sería de 52 pesos semanales por habitante, considerando el pago en el mismo ejercicio fiscal, resultando que el gobierno del estado en lugar de dar a los habitantes del estado esos 22 pesos, le quita 30 pesos semanales adicionales que no irán destinados a inversión productiva ni servicios públicos, sino a pagar la deuda.

¡Comparte!
Subscribe
Notify of
guest
4 Comments
Inline Feedbacks
View all comments