Hace más de diez años conocí aquí en La Paz a José Antonio Meade Kuribreña

Al Rojo Vivo / Estilo

Hace más de diez años conocí aquí en La Paz a José Antonio Meade Kuribreña. Era funcionario del gobierno federal. Hoy es el Secretario de SEDESOL. Y durante su sólida trayectoria ha dado muestras de su eficiencia. Se ganó la confianza de los últimos cuatro presidentes de la República que le han dado responsabilidades. Hablo de él hoy porque es considerado como uno de los mexicanos que pueden ser parte de la sucesión presidencial. Una posición que se ganó a pulso y por encima de los dinosaurios suspirantes. En su paso por BCS dio una muestra de ese estilo franco, abierto y fue comentar su visita y el recuerdo de su abuelo José Kuribreña que donó una escultura para el malecón de La Paz. De inmediato las redes sociales respondieron. Y en un breve lapso más de mil quinientos amigos reaccionaron a este detalle del funcionario. Y lo importante de esto es que a todos les respondió de manera personal. Se palpa que trae con que participar en este selectísimo juego del poder.

Señales

Condena total y en todos los sectores sociales, por la intensa  matazón, en la guerra del narco. Sin recato ni pudor, obvio los malosos no los tienen, se han registrado crímenes por doquier y cercano a la gente que convive en esos escenarios, donde nacen los ríos de sangre. Y todas las condenas brotan como esos ríos rojos hacia los diputados locales a los que se les tilda de ser corresponsables de la inmovilidad oficial para el combate de esta plaga bíblica. Y hay razones para pensar así. Son ellos los que con todo se han encerrado en fortalezas de piedra y lodo para no saber lo que pasa a su alrededor de este estallido violento que cobra vidas a cada día. Son ellos que suben a tribuna a leer estampitas, fusilándose  los reportes del INEGI y cositas light como lo hiciera ayer la diputada, la ex de izquierda y hoy de derecha Diana Von Borstel que se refirió a un tema trilladísimo y que además ya está contemplado en nuestra legislación y que  habla de un problema  relacionado a los menores que trabajan. Este tema ya es atendido por el DIF estatal y con mucho decoro por su presidenta la señora Gabriela Velázquez. La diputada cree que con el método de copie y pegue ya sacó la talacha legislativa y no es por ahí. Y lo que debe de hacer como están obligados los demás diputados enfrentar la realidad del estado. Y esta es: las calles tomadas por la delincuencia, con un Procurador ausente y con servidores públicos de la Procuraduría de vacaciones. Los legisladores deben despertar ya de su letargo. Los electores se los piden. Lo pedimos todos. Necesitamos que nuestros representantes nos den una señal de vida, para que se den cuenta de las señales de muerte tan contínuas y nefastas. Rechazo con todas mis fuerzas la soterrada versión de que ante la violencia cruel, no se puede hacer nada. Falso. Todo esfuerzo institucional por más modesto que sea tiene repercusiones. Pero no hay nada más reprobable la indiferencia y la inmovilidad. Esta es otra realidad que nos está matando a todos.

Vidas Paralelas

Apolítica e insultante la respuesta que una servidora pública  de la delegación de SEDESOL muy menor por cierto dio a un compañero periodista que buscaba un regalito para la fiesta conmemorativa del día de la libertad de expresión. No era necesario ese ventaneo de un asunto tan sencillo. Una llamada hubiera sido lo adecuado. Pero en fin la tacañería y la descortesía siempre van juntas… Y para iniciar la semana les regalo este pensamiento. Soñé con ser marinero de grandes mares. Para contarte las aventuras e hidalguías del paso por las aguas. Pero me dio miedo el mar porque no tiene agarraderas. Después me ilusioné con ser cirquero de tres pistas. Y me caí del monociclo. No pude mantener el equilibrio. Más tarde busque ser poeta y escritor de grandes obras y entendí que no es lo mío la ortografía. Por ello estoy aquí esperándote. Amándote en silencio. Mi vocación creo que es ser medidor de tiempo de tus crónicas ausencias.

*Dedico estas líneas a mi amigo Chacho Meza. Creador de la frase El mar y el aire no tienen agarraderas… Y con esto me despido deseando lo mejor. La vida misma. Y no olviden: hagan el bien. Y sean felices.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments