No aplaudo lo arbitrario del Sistema de Administración Tributario

Al Rojo Vivo / Abusos

No aplaudo lo arbitrario del Sistema de Administración Tributario (SAT). Tampoco festejo los abusos de seudo líderes de organizaciones creadas para según ellos proteger a los propietarios de autos no legales. Pero si lamento que cientos y cientos de incautos tengan que pagar las consecuencias de la autoridad arrogante que llega y decomisa sus carritos que quiérase o no son sus patrimonios. Y también del abusador banal que con engaños cobra cuenta de protección. El SAT en este estado es como aquella expresión villista «mátalos en caliente y después viriguas» y es también cruel con los pobres y obsequioso con los millonarios a los que les perdona sus culpas. Y no lo digo al tanteo. Y en este caso de los decomisos de carros han violentado las garantías individuales. Hay testimonios de vejaciones que pueden convertirse en denuncias penales. Creo que la autoridad fiscal antes del decomiso tumultuoso de carros debe de ir con los responsables de este problema que no es nuevo. Es más añejo que todas las crónicas de arrogancias y prepotencias del SAT debe de enjuiciar a los zares de este negocio súper redondo. A los que por décadas se han asociado a quienes les dan impunidad para sus esquilmos. ¿Qué casualidad que después de cuatro décadas Hacienda se de cuenta de esta irregularidad? Esto levanta sospecha y más cuando un gobierno federal va sin freno al tobogán del repudio ciudadano por sus múltiples tarugadas en el manejo de sus políticas públicas todas erráticas. Y ahora como por arte de magia quiere que se resuelvan problemas creados por ellos mismos como el de los autos chocolates. Por todo esto creo que debe de haber alternativas para el ciudadano, formas accesibles y sencillas de regularizar sus patrimonios. Y de entrada debe de cubrir todo esto un respeto a la gente. No son ni criminales ni animales a los que hay que humillar.

Infamia

Conozco la tragedia de modesto maestro al que se le decomisó una carcanchita sin importar. Le cayeron créditos fiscales del cielo cual si fueran maldiciones. Tiene al SAT encima con obligaciones que pagar por más de 300 mil pesos. Su familia tiene hambre porque todo se lo lleva la autoridad. Esa carcanchita que compró en la frontera con un costo de cuarenta mil pesos ha sido su pesadilla. Y nadie le echa la mano. Pobre. Esperamos que estas acciones felonas de la autoridad cesen. Y que los líderes sinvergüenzas ya no engañen a la gente.

Vidas Paralelas

Con desdén ven los ciudadanos sudcalifornianos las hipócritas defensas que hacen los actuales diputados a la desaparición de distritos en los municipios de Comondú, Loreto y Mulegé. No hay respaldos a sus quejumbros por la sencilla razón de que estos legisladores han servido para nada. Por ello corre la propuesta en diferentes sectores de la sociedad de que se debe achicar más la cámara. Y uno de los políticos de izquierda como don Rigoberto Arce nos comparte su propuesta. «El plan de austeridad para la eficiencia en la aplicación del gasto público obliga al adelgazamiento de la alta burocracia del estado. Propongo que en BCS se disminuya la cantidad de distritos locales electorales a siete: 2 para La Paz y los Cabos y uno para Mulegé, Comondú y Loreto de manera respectiva atendiendo la cantidad de habitantes, todos de mayoría relativa. Para nadie en este estado es un secreto la falta de productividad del trabajo legislativo,  sobrerepresentación de los habitantes de cada municipio”.  Interesante, ¿ usted qué opina?… Y con esto nos despedimos deseando lo mejor la vida misma. Y hagan el bien y sean felices.

Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Inline Feedbacks
View all comments