Te quiero, quieta y rebelde. ( XII )

Centenaria Cachanía  ( XII )

     Te quiero, quieta y rebelde. ( XII )

 ( Canción)

Cuando nací a la vida

me hablaban de ti

                 Cachanía.

Cuando conocí la escoria

me dijeron era el cuerpo

                    de la gloria.

Cuando vi mineros muertos

me hablaron de fantasmas

                 de unos cuentos.

Cuando bebí la brisa de mar

besé los ojos de Dios

                cansados de llorar.

Cuando caminé tus recovecos

vi soles, estrellas y noches

               entre huecos.

Cuando en la noche te sueño

arrullo suspiros de agonía…

                   porque muero.

Cuando nací a la vida

crecí buscando gloria en ti

                       Cachanía.

Hallé frío, amor y dolor,

tristeza, angustia, tal vez

                       tu rencor.

A veces te veo entre brumas

corazones secos, trituradas

                     tus espumas.

Cuando nací a la vida

me hablaban de ti

               Cachanía.

Cuando nací a la vida

crecí buscando la gloria

                Cachanía.

Hoy te veo, centenaria,

así te quiero, quieta y rebelde

                          temeraria

Hablado… (Final)  ( XII )

A falta de mi poema

escribo olas,

voy recobrando naufragios, de ayer,

por estas playas.

Regreso sola a la playa,

redes llenas de ilusión,

sigo siendo una explotada

sin propiedad ni canción.

Mi patrón ya no es francés,

viene ahora del oriente,

sigo pobre, sigo triste,

mi cosecha está pendiente.

Fin

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments