Alberto Treviño es un perfecto señuelo para Presidente Municipal

La Presidencia de Los Cabos

Si los empresarios del tiempo compartido, como parece que viene y a excepción del azul de corazón y rosa de apariencia (Rosa de De La Rosa, claro) Neto Coppel, se deciden por apoyar la fórmula del PRI a la gubernatura (como ya lo acepta el líder máximo de los empresarios de Los Cabos, el empleado del departamento de compras Julio Castillo) y a la presidencia municipal, tendremos un Presidente Municipal Agúndez por largo rato. Aquí le van mis cuentas:

Alberto Treviño es un perfecto señuelo para Presidente Municipal. Obtendrá el voto de la cúpula empresarial, diez votos en El Pedregal, donde vive (los demás residentes no votan) y quizás diez en las colonias populares, si alguna empleada de tiendas de lujo llega a reconocerlo a la hora de votar. Su votación se elevará con dificultad a la obtenida por Leonel Cota Montaño en el 2011, gracias al caudal de votos aportado por la gente de Angel Salvador, que quiere que su hijo sea diputado por el séptimo. Le meterán billete, pero no subirá más allá de los 18.000 votos, el 12% del padrón electoral.

Arturo de la Rosa obtendrá votos en San Lucas (Distrito 8), donde el trabajo del Pene Núñez (poco), su esposa Corazón (algo más) y sobre todo el Doctor Ibarra (bastante) compensarán los que no obtenga ni en el corredor (Distrito 16) y mucho menos en San José, donde el sobrino y ex chofer de Covarrubias encabeza las encuestas para perder el Distrito 7. Le ganará a Treviño por 4,000 votos, llegando a los 22,000. Otro 14% de los electores.

Narciso rascará 15,000 votos en el Distrito 7 con la base de los nativos de San José, la zona agrícola y los votos fuereños de Luis Armando Díaz; 4,000 en el 16 y no menos de 8,000 en el Distrito 8. Con 27,000 votos, el 19% del padrón, ganará de nuevo la Presidencia Municipal de Los Cabos.

Habrá votado escasamente el 45% del padrón y tendremos un Presidente Municipal repitiendo lo que ya hizo por el dos mil, pero con más colmillo, y sobre todo, conociendo a todos los actores.

Los intereses políticos de los Iniciativos Privados

El Grupo Pueblo Bonito, encabezado por Ernesto Coppel está solicitando licencias de construcción para 650 cuartos turísticos más. Más desarrollo, según nos venden, más empleos según nos dicen. Más progreso, que algunos dudamos.

Significarán 32.500 ventas de tiempo compartido, que al promedio que vende su grupo (yo tengo una semana allí), serán mil millones de dólares (quince mil millones de pesos) para vender los próximos ocho años, año arriba, año abajo. Bien repartidos, los quince mil millones de pesos darán los siguientes números:

Para Comercialización, cinco mil millones de pesos; OPCs, liners, closers (y empresas pagadoras, claro). Todos muy contentos.

Para Construcción y equipamiento, dos mil quinientos millones. Las constructoras serán, ¿locales o sinaloenses?. Más contentos.

Utilidades antes de impuestos y gastos financieros; siete mil quinientos millones de pesos. Alcanza hasta para un avión nuevo, más grande que el de Paco y el de Fernando.

Empleos, mil quinientos empleos. Limpiadoras, jardineros, meseros, cocineros, sin hablar de todos los que tendrán que llegar de fuera para el proceso de construcción.

Para Cabo San Lucas, 10,000 nuevos habitantes (el efecto llamada nos da históricamente 15 nuevos habitantes en el municipio por cada cuarto inaugurado)

Para la Federación, impuestos. Perdón mi ignorancia; ¿Se pagan impuestos sobre las ventas en tiempo compartido? ¿Cobrarán Luis Videgaray y el S.A.T. su cachito en los mil millones de dólares?. El sexenio pasado Calderón amenazó con hacerlo, pero fue pura finta; el Felipe recordó a tiempo quién le apoyó en la campaña.

Y para el Municipio, centavos en impuestos y la necesidad de generar 2,500 nuevos lotes, 2,500 tomas agua potable, 2,500 tomas de electricidad, drenaje, recolección de basura, policías, patrullas, escuelas, guarderías, … Y si el municipio levanta la voz o extiende la mano, ahí te va la respuesta: ¿Qué quieren más dinero de impuestos? ¡Son corruptos y todo lo roban!. Siempre los podremos acusar de corruptos e ineficaces, metiendo en las planillas de Arturo de la Rosa y de Alberto Treviño un par de submarinos que hagan el trabajo sucio…

Y claro, al Presidente de los empresarios. Ahí tenemos al Rubén Reachi que se queda sin chamba y ya aprendió a gritar un poco más fuerte. Por ciento cincuenta mil pesos mensuales que se le pagan al Presidente del CCE, lo oirán hasta en el Distrito Federal…

Por cierto, bonita estuvo la convención del PAN en Los Cabos, en Cabo San Lucas más específicamente. ¿Cómo? ¿En el Hotel Pueblo Bonito? ¡Qué coincidencia!

Quizás no sea el de mi agrado, pero creo que ya sé porque le temen a Narciso…

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments