La Cara B / La Comisión de Pesca

Luis Coppola Joffroy, el único sobreviviente de las tres personas (junto con Luis Bulnes Molleda, fallecido el 2011 y Sebastián Romo Santillán, fallecido este 2012) que llevaron adelante la defensa de los picudos en México desde los años setenta  cuando nadie más se molestaba en invertirle dinero y tiempo a esa defensa, no se cansa de repetirlo en los foros donde lo invitan a presentar alguna ponencia: el enemigo lo tenemos en casa, los mayores predadores de nuestras especies marinas ahora no son los temidos orientales, sino los funcionarios de CONAPESCA, las propias flotas comerciales de los estados ribereños al Mar de Cortés, y los políticos de esos estados: Nayarit, Sinaloa, Sonora y Baja California. Cuanto punto de acuerdo y proyecto de Ley presentó Coppola en el Senado (y sus logros no fueron pocos) siempre fue torpedeado, o tratado de torpedear, por legisladores de esos estados. Los enemigos no tienen nombre chinos o japoneses; se llaman Malova, ex senador por el PRI y ahora Gobernador por el PAN-PRD en Sinaloa, que intentó sacar del catálogo de especies reservadas para la pesca deportiva al dorado, incluso apoyó una iniciativa en ese sentido y, ¿cómo olvidar al nefasto Ramón Corral del estado de Sonora, nuestro Comisionado de CONAPESCA?.

Pues ahora resulta que la “nueva generación de defensores de los picudos”, se dedicaron a promover la creación de una Comisión de Pesca en el Senado, con el sueño marihuano que desde ahí podrían defender mejor la preservación de las especies reservadas a la pesca deportiva. Embarcaron en la aventura a Carlos Mendoza “Picore”, y se dedicaron a cabildear una Comisión de Pesca, en la que nuestro Senador sería el Presidente. Desoyendo las voces de los viejos, que les advirtieron que iban a crear un monstruo que se les volvería en contra, por inconsciencia unos y por vanidad el otro, lanzaron la idea y la consiguieron pegar: La creación la nueva Comisión de Pesca por unanimidad.

¿Y luego?

Que una vez creada la Comisión de Pesca, entraron en juego los intereses comerciales y los lobbys del pescado. Tal como la Comisión de Radio y Televisión se entregó al duopolio Televisa – Azteca, la de pesca ha sido entregada por mayoría a los representantes de los Estados con más fuerza en la pesca comercial: Sinaloa (presidencia y secretaría), Baja California (integrante) y Campeche (secretaría); cuatro contra los tres que les pongan son mayoría . ¿Y que pasó con el Picore?, que lo dejaron fuera, claro.

Pobres picudos. Con defensores de ese tamaño y de esas ideas, no necesitan enemigos. ¿No era más lógico mantener la Pesca en la Comisión de Recursos Naturales donde, con los ecologistas como aliados de la pesca deportiva, servían de contrapeso a los intereses de la pesca comercial?. Pues no; pudo más la vanidad de un político inexperto y el pésimo error de cálculo de los defensores de los picudos, que así van a dar al traste a nuestra ya de por si golpeada pesca deportiva.

Servidos, señores.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments