Blanco y Negro

Bien dice el dicho, que mala yerba nunca muere. Diosito me rechazó por segunda vez. Pero esta vez lo sentí más cerca.

Confieso que, aunque no sentí miedo, sí sentí muy cerca la compañera huesuda.

Estoy realmente sorprendido del afecto, el amor y la amistad que uno despierta en el pueblo a través del diario escribir.

Me sorprende, gratamente, la capacidad de perdón de algunas gentes a las que he ofendido.

También me emociona, hasta las lágrimas, que personas a las que no he conocido, ni he tratado siquiera, expresan, de manera sincera y franca, sentimientos de afecto.

Pero, mientras son peras o son manzanas, aquí reanudamos estos comentarios, con el afecto de siempre.

Una persona, con un gran sentido del humor, me dijo que ya parezco Mandela: que se va, que se va y no se ha ido.

Pero de que me las vi negras, me las vi negras. Ya nos sabía si era Obama, Mohamed Alí o Reggie Jackson.

Ayer festejamos el segundo aniversario de mi hermoso nieto Leonardo. Te amo, mi querido hijo, por el sólo hecho de ser heredero de mi adorado Víctor Hugo.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Rosa delia
Rosa delia
7 years ago

Cuando te vio la huesuda penso en que tal vez tu podias substituirla con todo y guadaña
eres un hueso duro de roer
se me hace que tu vas a ver de gobernador al estamates
que te repongas raul, soy tu admiradora