Blanco y Negro

Desde que yo recuerde, en ningún ayuntamiento de La Paz se había dado el caso de que nos visitaran embajadores de distintos países.

Es, por otra parte, un acierto político de la alcaldesa, Esthela Ponce. Seguramente habrá muchos beneficios con esta visita.

La alcaldesa designó a funcionarios de su administración para que sirvan de guías y traductores. En lo personal, me parece loable.

No cabe duda de que Narciso Agúndez sigue siendo un político inestable, inmaduro, berrinchudo.

En el informe de su hermano, el alcalde de Los Cabos, cuando fue mencionado se puso de pie, mostró su bíceps derecho, para demostrar su fuerza política.

Y cuando su hermano el Tony agradeció al gobernador, Marcos Covarrubias, mostró otra faceta de su inestabilidad emocional.

Eso no fue lo más grave. Cuando el gobernador Covarrubias habló, Narciso se levantó, junto con su familia y abandonó el escenario. Y ahí quedaron, como testigos mudos, las 4 sillas.

Abel Salgado Peña, Delegado del CEN del PRI, insistió en la unidad. Si el relevo del partido divide a los priístas, se corre el riesgo de no recuperar la gubernatura. Así de claro.

Así que los protagónicos de siempre, tendrán que pensarlos muy bien. Sobre aviso no hay engaño.

Responder

Tu e-mail no seá publicado.