Blanco y Negro

Raúl Zavala

 Como el PAN y Calderón no cumplieron su promesa de crear empresas, lo hizo el narco.

 Hay miles y miles de jóvenes sicarios que ganan muy buenos sueldos, traen buenos carros, y, en algunos casos, son inmunes a la justicia.

 En materia educativa, el gobierno de Calderón creó un nuevo modelo social para la juventud: los sicarios.

 En materia de salud, ahorró a los hospitales mucho dinero, porque los muertitos fueron en la calle. Y La creación de empleos alcanzó a las empresas funerarias, carrozas, florerías, etc.

 Y ahí andaba el Tano Pérez, en el Congreso local, luciendo su blanco sombrero.

 Ni siquiera por respeto a la enorme bandera nacional, que adorna el Congreso, el Tano se quitó el sombrero.

 Nomás faltó que, como el anuncio de la Kola Loka, se prendiera desde el techo y gritara ¡Pega de locuraaaa!

 Los diputados parecían la mera verdad: de traje oscuro, muy peinaditos, dándose palmadas unos con otros, como si no los conociéramos.

 Me sentí como en la canción de Pedro Infante: “…pasaste a mi lado, con gran indiferencia…”, cuando Esthela Ponce ni me peló. Se supone que el que no mira, soy yo.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
5 Comments
Inline Feedbacks
View all comments