Ahora que Trump se ha ido, Obrador se ha quedado solo con su estrategia fallida de combate a la pandemia.

Biden -Obrador y la guerra contra el Covid-19

AMLO y Trump tenían muchas cosas en común, demasiadas para una relación entre un ultraderechista racista y alguien que se supone que es de “izquierda”.

Pero la más significativa de estas afinidades fue su posición frente al COVID-19 en cada uno de sus países. Al principio de la pandemia ambos gobernantes se burlaban de los estragos que esta pudiera provocar entre la población, incluso hasta el final de su mandato Trump se opuso a usar cubrebocas, Obrador todavía se niega a usarlo. Los dos desestimaban la realización masiva de pruebas de detección del virus mortal. Eran renuentes a aplicar medidas de aislamiento de la población y minimizaron siempre la cantidad de víctimas mortales bajo argumentos banales, entre muchos otros errores.

Los resultados de estas políticas irresponsables colocan hoy 21 de enero del 2021 a Estados Unidos como el país con más muertes del mundo, 398 435 y a México en cuarto lugar mundial con 142 832 víctimas mortales. Según datos de la Organización Mundial de la Salud. OMS.

Ahora que Trump se ha ido, Obrador se ha quedado solo con su estrategia fallida de combate a la pandemia. Ya no tendrá del otro lado del Río Grande quien le festeje sus ocurrencias sobre este tema.

Biden acaba de dar inicio en sus primeros dos días de gobierno a la más amplia y agresiva batalla contra la pandemia.

Para empezar, ha declarado que hará uso de todas las facultades que le confiere la constitución para imponer el uso obligatorio del cubrebocas en todas las dependencias y espacios federales.

Así mismo decretó que todas las personas que lleguen a Estados Unidos deberán presentar una prueba negativa al virus y hacer cuarentena.

El presidente de los Estados Unidos presentó este jueves su estrategia para enfrentar el COVID-19. En un acto en la Casa Blanca, el mandatario cuestionó duramente a su predecesor, Donald Trump, y firmó una serie de decretos para poner en marcha las claves de su plan. Entre ellos se encuentra la orden de montar centros de vacunación a lo largo de todo el territorio para acelerar la inoculación y llegar al objetivo de administrar 100 millones de dosis en sus primeros 100 días.

Así mismo Biden invocó el Acta de Producción para la Defensa, una ley promulgada en 1950, que le permite al presidente ordenar a las compañías que den prioridad a contratos gubernamentales y órdenes consideradas como necesarias para la defensa nacional, y designar la distribución de material médico y equipo sanitario para contener la propagación del virus a gran escala.

El ritmo y el alcance de la nueva estrategia sanitaria del gobierno de los Estados Unidos, terminará arrastrando al gobierno de México para cambiar sus torpes e ineficaces medidas para la contención de la pandemia.

Y esto será así porque de lo contrario, a nuestro país se le aplicará un cerco sanitario con advertencias de no visitarlo por ser altamente inseguro en materia sanitaria. Ya nos han puesto restricciones de viaje por motivos de seguridad en el pasado.

Biden le ha declarado una guerra sin cuartel al COVID-19, esperemos que nuestro gobierno se convierta en un aliado confiable de su vecino del norte en las batallas que están por venir.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments