En Baja California Sur quienes hoy detentan el poder ni ven ni escuchan a los sectores sociales

En Baja California, al pueblo ni lo ven, ni lo escuchan

cmd

En Baja California Sur quienes hoy detentan el poder ni ven ni escuchan a los sectores sociales que enfrentan problema, pareciera que será un sello característico del gobernador Carlos Mendoza Davis con replica en el alcalde Arturo de la Rosa Escalante.

Es así como sigue sin resolver el conflicto de Tres Santos, en Todos Santos, donde grupos de pescadores pretenden ser desplazados del espacio donde por varios años vienen ejerciendo su actividad pesquera, todo ello para construir un mega desarrollo turístico que se encuentra bajo sospecha por las condiciones en que ha conseguido los permiso de la autoridad para seguir avanzando en su construcción.

Los pescadores y familiares han realizado todo tipo de manifestaciones para ser atendidos por el gobernador Carlos Mendoza pero hasta sus bloqueos en los accesos al proyecto turístico ha sido en vano.

El Picore Mendoza ni los ve ni los escucha.

Lo mismo ocurre con los gremios de taxis y de transporte urbano, tampoco son escuchados ni oídos en sus demandas. Ante la indiferencia gubernamental se han visto en la obligación de manifestarse en palacio de gobierno y realizado un paro general de servicio, desde Guerrero Negro hasta el puerto de Cabo San Lucas.

Los transportistas piden voz y voto para discutir cualquier intentona del actual Gobierno en la liberación del transporte, también piden la separación del cargo del Director de Transporte Estatal, Jesús Robles, quien representa una competencia desleal (también tiene intereses en el transporte público) y se queda con todos los servicios de los turistas que visitan La Paz vía ferris.

A decir de expertos en la materia, los transportistas encabezados por Pedro Enrique López y Pascual Álvarez tienen sobradas razones para ser escuchados por el gobernador del estado, como respuesta han tenido el envío de funcionarios de primer nivel pero que NO tienen capacidad para dar respuesta puntual a sus demandas.

En Los Cabos ocurre algo similar, el Grupo de Antorcha Campesina lleva más de 150 días pidiendo una audiencia con el presidente municipal Arturo de la Rosa Escalante y tener la oportunidad de exponerle los problemas que enfrentan sus agremiados en las colonias de San José del Cabo y Cabo San Lucas, los mismos que el pasado 7 de junio le dieron su voto en las urnas con el compromiso de que se tendría una autoridad con “actitud positiva”.

Las familias de la colonia Real Unidad de Cabo San Lucas, sí los mismos que fueron azuzados por líderes que hoy en día ocupan importantes cargos en el XII Ayuntamiento de Los Cabos, se encuentran en el abandono total.

Los quieren desalojar de los predios que de manera irregular ocupan y que son propiedad del ejido, lo lamentable es que quienes los metieron para sumarle votos al Partido Acción Nacional en las pasadas elecciones del 7 de junio, ahora ni siquiera los conocen.

Las familias que no tienen un lugar donde vivir al menos piden una audiencia con su alcalde para exponer su situación y encontrar todos una solución al calvario que viven, pero al igual que a nivel estatal, en Los Cabos se tiene un Gobierno que no ve ni escucha.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments