Una mujer se levantó de su lugar y le dirigió unas palabras al legislador

Balconeando / ¡Te callas!

El martes pasado, durante la Sesión Extraordinaria que se efectuó en las instalaciones del Congreso del Estado, se dio una situación que deja la clara lectura de que el pueblo sudcaliforniano está despertando, y que hay que tener las antenas por demás receptivas pues quizá el malestar popular pueda generalizarse.

Y lo digo porque poco después de que finalizara de exponer sus puntos de vista el diputado priista Joel Vargas Aguiar, una  mujer se levantó de su lugar y le dirigió unas palabras al legislador que preside la Junta de Gobierno y Coordinación Política; pero su homólogo Sergio García Covarrubias la interrumpió abruptamente, y sin más ni más le dio el uso de la palabra a la legisladora Rosa Delia Cota Montaño, pero la bragada ciudadana le increpó y con un tono nada dulce le repuso: “¡Me escuchas Covarrubias, te callas por favor, me dejas hablar, y me vas a dejar hablar!”.

Después de ponerle ese estate quieto al sobrino incómodo de quien fue gobernador por cuatro años en la entidad, Marcos Alberto Covarrubias Villaseñor, ello justo cuando finalizaba la Sesión Ordinaria de la Diputación Permanente y minutos antes de que iniciara la Sesión Extraordinaria programada, la señora Eva Castillo detuvo a los diputados presentes y los instó a que la escucharan, argumentando que tenía el pleno derecho de exigirlo por se trataba de una reunión pública.

Junto con ella iba un grupo de personas, supuestamente integrantes de la Asamblea Ciudadana, quienes se apersonaron en el recinto oficial para demandar que se llevara a cabo la reunión entre legisladores y ciudadanía para así tocar temas como el gasolinazo, austeridad y transparencia en el Congreso del Estado.

Textualmente la señora Eva Castillo les manifestó a los abnegados y siempre bien ponderados hacedores de leyes que se tienen en Baja California Sur, que ya no estaba dispuesta la sociedad a seguir manteniéndolos con un alto sueldo, “pues la verdad, son totalmente negligentes e ineficientes”, -les dijo- y ante ello clamó como parte de la sociedad y contribuyente al pago de  los sueldos, compensaciones y bonos especiales que reciben los diputados, a que descansen menos tiempo y trabajen mucho más en bien del pueblo sudcaliforniano.

Para rematar, y dejar literalmente a los iluminados diputados que conforman la XIL Legislatura local cual vil palo de gallinero, les puntualizó en tono enérgico: “Ustedes estuvieron de vacaciones, regresaron el 9 de enero pasado, tengo entendido, y hoy vinimos a una sesión que se supone también es pública, y nos dan el aviso de que regresarán hasta el 15 de marzo próximo porque está es solamente una Sesión Permanente, que es la de los martes y con una comisión de tres, cinco o siete diputados, y qué pasa con los demás”.

Asimismo, la señora Eva Castillo para acabarlos de rematarlos les acotó sin miramiento: “Aquí hay una parte de la ciudadanía que nos interesa de verdad saber qué es lo que están aprobando, qué es lo que están acordando, así que establezcan que se estipule que cuando se va a efectuar una iniciativa la ciudadanía tendrá el derecho a participar y de decir si tal o cual punto se puede dar por visto, no podemos estar a ciegas como pueblo; basta ya”. Y los legisladores con ojos impávidos y desorbitados no podían dar crédito que alguien que sufragó para darles el poder de estar sentado en una curul los estuviera poniendo en su lugar.

Por si fuera poco, la señora Eva Castillo cuestionó también: “Cuando se autorizó la pensión vitalicia para los magistrados del Tribunal Superior de Justicia en el Estado; ¿porque no lo presentaron o propusieron vía plebiscito?, pues nosotros somos quienes tenemos que autorizar eso, no ustedes solos, ya que nosotros los pusimos allí donde están y estamos hartos de pagar sueldos muy altos a personas que no han hecho nada, bueno, sólo robar”, confrontó la ciudadana a los diputados de la Comisión Permanente presentes.

Pero a pesar de la barrida y trapeada que la señora Eva Castillo les puso a los congresistas, de nueva cuenta el sobrino incomodo de Marcos Alberto Covarrubias Villaseñor, o sea, Sergio García Covarrubias, no quiso darle la palabra de nueva cuenta a la misma señora y ésta lo calló al decirle: “Si ustedes no saben qué hacer, yo les voy a dar propuestas inmediatas, así que póngale fecha y hora, porque no estamos dispuestos a una sola pospuesta más de esta asamblea sin nosotros, ya estuvo bueno de estar diciendo que se van a poner de acuerdo y que va a nombrar a  tal o cual comité para tal o cual tema, y simplemente no hacen nada”, externó la señora Eva Castillo en plena sesión parlamentaria.

Al finalizar de manifestarse de viva voz la señora Eva Castillo, otros ciudadanos ahí reunidos le comenzaron a gritar al Presidente de la Mesa Directiva, o sea, el sobrino incomodo de Marcos Alberto Covarrubias Villaseñor: “No se te olvide que eres un empleado del pueblo”, aprende Presidente, aprende si quieres seguir en la política, aunque ya no vas a llegar muy lejos, junior”.

Hasta aquí el relato de la situación presentada el martes pasado durante la Sesión Extraordinaria que se desarrolló en el Congreso del Estado y que nos deja una muy clara lectura: El pueblo se está hartando, y habrá que recordarle a más de uno  que el hilo suele romperse por lo más delgado.

¿Deducirán los diputados todo esto? ¿O seguirán pateando el bote como hasta ahora?

La verdad, no lo sé, por eso mientras algo sucede ante lo antes rememorado mejor quien esto escribe seguirá Balconeando. . .

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments