Días atrás Narciso y José Antonio Agúndez Montaño se reunieron con el diputado federal del PAN, Víctor Ernesto Ibarra Montoya, a fin de que convocara a sus líderes invasores a una “protesta social” a las afueras de la Delegación de Cabo San Lucas, sin darse cuenta el botarate legislador que solamente ha sido utilizado por los jerarcas del “Grupo Los Cabos”. . .

Balconeando / Ibarra: El polichinela

Para nadie es un secreto que Narciso Agúndez Montaño y su hermano José Antonio con los mismos apelativos, han utilizado cual polichinela al mequetrefe diputado federal del PAN, Víctor Ernesto Ibarra Montoya, para que sea éste quien convoque a las “mega marchas” de invasores afuera de la Delegación de Cabo San Lucas.

Así, los únicos responsables de haber metido a más de 35 mil personas en zonas de riesgo y alto riesgo, esto cuando gobernaron Los Cabos, se dieron a la tarea de citar a todos los invasores en la Bodega Aurrera, misma que se ubica justamente a un costado de la invasión de Caribe, y de donde partiría la “mega marcha” sobre la avenida Leona Vicario, para luego doblar a la derecha en el Libramiento y terminar en el edificio delegacional sanluqueño.

El objetivo de reunir a todas estas personas que viven en zonas de riesgo y de alto riesgo es simple y sencillamente para instigarlos para que no desalojen los predios localizados en los lechos de arroyos, y con ello sigan corriendo peligro sus vidas aun y a pesar de que el Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Los Cabos, anunciaron el inicio de un proceso de reubicación de todas las familias asentadas en esos lugares.

Como suele suceder en estos casos, las huestes invasoras serían las responsables de dar la cara durante la “mega marcha”, pidiéndoles los “cerebros del movimiento” utilizar solo un carril, cuidando no llevar banderas ni camisetas con colores partidistas; presentar formalmente un pliego petitorio y utilizar cartulinas alusivas a la “protesta social” junto mantas con mensajes de justicia, exigir garantías legales y solicitar precio justo en la venta de predios.

Pero ante esta sucia campaña orquestada por estos vividores de la política, delincuentes que se hacen pasar por líderes, invasores acaparadores y obviamente por el muñeco de pantomima y todavía diputado federal por el PAN, la empresa inmobiliaria Los Zalates de Los Cabos, S.A. de C.V. fijó su postura y ha aclarado públicamente haber adquirido del Ejido Cabo San Lucas, mediante contratos aprobados en Asamblea y protocolizados de acuerdo a la Ley Agraria, una superficie aproximada de 475 hectáreas.

En dichos terrenos se proyecta ofrecer vivienda para 25 mil familias, o lo que es lo mismo el equivalente a 100 mil habitantes.

Así, ni uno solo de sus 4 millones 750 mil metros cuadrados adquiridos por la empresa Los Zalates S.A. de C.V ha sido afectado por el Decreto de SEDUE -ahora SEDATU- del año 1987 como zona de arroyo. Y tan es cierto lo anterior, que en el atlas de riesgos, dichos predios aparecen con menor índice de peligrosidad en comparación con muchos otros circundantes en esa zona, y donde incluso se incluyen hoteles, conjuntos habitacionales y grandes instalaciones comerciales.

Se ha explicado que la empresa inmobiliaria Los Zalates de Los Cabos ha diseñado y presentado a las autoridades correspondientes los proyectos de obras necesarias para proteger sus propiedades, y que una vez sean aprobadas, entonces se procederá a construirlas.

Pero resulta que algunos de los predios adquiridos por la empresa inmobiliaria fueron invadidos antes de su adquisición, y aun con ello la empresa busca respetar a las familias de escasos recursos como adquirentes de buena voluntad regularizando su posesión.

Para realizar dicha clasificación, la inmobiliaria Los Zalates de Los Cabos ha solicitado la ayuda del Ayuntamiento de Los Cabos mediante la Delegación de Cabo San Lucas,  pues los hoy en día los invasores deberán cumplir con una serie de requisitos para legitimar su posesión de terrenos.

A pesar de todo ello, el oportunista polichinela manipulado por los hermanos Agúndez Montaño, o sea, Víctor Ernesto Ibarra Montoya, busca engañar a posibles votantes a la vieja usanza como está acostumbrado, y tan es así que se han acercado a las oficinas de la empresa inmobiliaria medio centenar de personas solicitando la cancelación de la regularización y por ende devolución de dinero.

Sin embargo y a pesar de las maniobras del espantajo ex priista y ahora casi legislador ex panista, la empresa Los Zalates de Los Cabos seguirá regularizando, pues es el único camino legal para tener acceso a servicios tales como electricidad, agua y drenaje.

Por lo anterior, todo indica que a Víctor Ernesto Ibarra Montoya le podría ser aplicada la ley con todo rigor como sucedió con César Uzcanga Amador o José Catarino Flores Castro, pero tiene una ventaja a su favor, que cuando esto suceda podrá recibir recomendaciones con amplio conocimiento de causa de parte del ex convicto Narciso Agúndez Montaño de como pasarla bien tras las rejas. Pero mientras eso sucede, quien esto escribe mejor seguirá Balconeando. . .

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Inline Feedbacks
View all comments