Unidas por una Sonrisa, llevarán un presente a los niños que menos tienen
Las hermanas Laura y Ofelia Ochoa, miembros de esta organización que está por convertirse en Asociación Civil, explican que iniciaron donando ropa a personas necesitadas de ejidos distantes y colonias marginadas, pero al encontrarse con una piedra debajo de otra, con niños con falta de cariño, de ropa y alimento, entendieron que su misión era escarbar y escarbar, buscar ayuda para ayudar.
Las hermanas Laura y Ofelia Ochoa, miembros de esta organización que está por convertirse en Asociación Civil, explican que iniciaron donando ropa a personas necesitadas de ejidos distantes y colonias marginadas, pero al encontrarse con una piedra debajo de otra, con niños con falta de cariño, de ropa y alimento, entendieron que su misión era escarbar y escarbar, buscar ayuda para ayudar.

Desde hace alrededor de un año que Voluntarias de La Paz Unidas por Una Sonrisa regalan tanto a niños como a adultos mayores, de albergues y zonas degradadas de la ciudad, ropa y cobertores, sólo por el placer de ayudar. Este 30 de abril organizaron el “Bikinitón” para niños y niñas de la Casa Cuna, a quienes les celebrarán el día con alberca, regalos y personajes de caricatura.

Con el Bikinitón no sólo recolectaron trajes de baño para los pequeños de la Casa, sino también flotadores, sandalias y tollas para cada uno de los niños.

Las hermanas Laura y Ofelia Ochoa, miembros de esta organización que está por convertirse en Asociación Civil, explican que iniciaron donando ropa a personas necesitadas de ejidos distantes y colonias marginadas, pero al encontrarse con una piedra debajo de otra, con niños con falta de cariño, de ropa y alimento, entendieron que su misión era escarbar y escarbar, buscar ayuda para ayudar. Se dieron cuenta de que era imposible darse abasto, por lo que convertirse en Asociación Civil les pareció lo más óptimo, lo más cercano para cumplir su objetivo. “Te quedas con una sensación de que quieres hacer más y más, fue entonces que dijimos, ‘hay que buscar más gente que nos ayude, para poder ayudar a más gente’”, expuso Laura Ochoa.

Gladys, otra de las voluntarias, fue la creadora de la idea del Bikinitón. Surgió a raíz del Cobertón, que fue todo un éxito y consistió recolectar cobertores para niños y adultos, “pero cobertores con dibujos infantiles, que tuviera que el Cars, que la Sirenita, las princesas”, para los niños, aclaró Ofelia. Para las personas del albergue de la colonia Calafia el regalo fue más que especial. Narra Laura que  “curiosamente ellos en la noche tuvieron mucho frío y estuvieron orando para pedir cobijas, y lo padre es que llegamos con las bolsas con los cobertores, y un niño dijo ‘nos los envió Dios’”.

Gladys se reservó las sorpresas que tendrán hoy los niños en su fiesta, porque los pequeños de la Casa Cuna pasaban como abejitas zumbando en los alrededores queriendo enterarse, así que no quiso arruinar el asombro, “pero hay una sorpresa muy, muy bonita para ellos (…) cuando te tocan el corazón es imposible dejarlos”.

http://www.youtube.com/watch?v=DAqf_irS4CE

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments