Reciben mujeres violentadas recursos federales para iniciar sus empresas

Pamela Padilla Soto

“Quiero felicitar a todas las mujeres, decirles que es un gran compromiso recibir el recurso, pero lo más importante es que las empresas vayan más adelante, logren desarrollo empresarial, que se fortalezcan en los aspectos de mercado técnico y que lleguen con esta perspectiva empresarial en sus vidas, para ser mejores mujeres, compañeras, amigas, ejecutivas, madres de familia y para sí mismas”, Martha Olivia López Lizárraga, consultora Financiera Nafinsa.
“Quiero felicitar a todas las mujeres, decirles que es un gran compromiso recibir el recurso, pero lo más importante es que las empresas vayan más adelante, logren desarrollo empresarial, que se fortalezcan en los aspectos de mercado técnico y que lleguen con esta perspectiva empresarial en sus vidas, para ser mejores mujeres, compañeras, amigas, ejecutivas, madres de familia y para sí mismas”, Martha Olivia López Lizárraga, consultora Financiera Nafinsa.

 A través del Fondo Nacional de Apoyos para Empresas en Solidaridad, Fonaes, 12 mujeres víctimas de violencia, miembros de la asociación civil Equidad y Desarrollo, Equide Los Cabos, resultaron favorecidas con un millón 770 mil pesos, para iniciar y desarrollar sus propias empresas, según lo anunciaron la mañana del miércoles 2 de mayo en San José del Cabo.

 Con la finalidad de que lograran cumplir con las diligencias requeridas por la federación y así con sus sueños de un mejor futuro para ellas y para sus hijos, la consultora Martha Olivia López Lizárraga, en convenio con Equide, apoyó capacitando a estas 12 mujeres.

 “Todas estas mujeres han hecho historia, porque es un proyecto pionero en el país y se logró consolidar en un grupo de mujeres que luchan por salir adelante, tanto en lo económico como en lo psicológico, bajo el principio de sororidad”, manifestó Georgina Hernández Beltrán, Presidenta de Equidad y Desarrollo A.C.

 Agregó que hace tres semanas recibieron el recurso, con el que ya están en proceso de compra de los instrumentos necesarios para sus negocios, hay desde creaciones artesanales, ropa de tallas extras, todo para decoración de eventos, antojitos, cocinas económicas, incluso una estética móvil que recorrerá diversas colonias y un proyecto de flores de corte y hortalizas.

 Hernández Beltrán declaró que en adelante lo más importante para lograr el éxito de estas empresas, es que las mujeres se sigan capacitando, pues dijo estar convencida que el estudio y el conocimiento, son las mejores armas de empoderamiento y de cambios personales que se proyecten hacia afuera.

 Por su parte, la consultora López Lizárraga aclaró que la mecánica de este fondo funciona como una caja de ahorros, donde el recurso forma parte del patrimonio del capital social de la propia empresa, la cual está obligada a llevar un calendario de recuperaciones y capitalización, para regresar este monto y posteriormente aplicarlo al desarrollo de otros programas.

 Detalló que el apoyo se da en función del número de mujeres que participan dentro de las iniciativas productivas, si el giro es comercio, turismo o servicios, el tope son 50 mil pesos por integrante, las personas físicas o iniciativas aún no organizadas como personas morales, alcanzan hasta 300 mil, mientras que en rubros primarios como la acuacultura, pesca, ganadería y minería, se pueden lograr hasta medio millón de pesos.

 “A través de la capacitación, de la incubación, del acompañamiento y de la sinergia, hay posibilidades de que estos negocios se echen a volar y generen fuentes de empleo para otras mujeres que logren transformar la realidad cotidiana de las familias y generen condiciones para que realmente se rompan los círculos de violencia”, puntualizó la ingeniera López.

 En representación de las mujeres empresarias favorecidas por Fonaes, Ruth Rodríguez sostuvo, “cuando nos conocimos éramos mujeres tristes, grises, apagadas, que no nos teníamos amor por nosotras mismas y creeme que ahora, todas nos maquillamos, arreglamos, nos sentimos únicas, porque somos únicas, somos mujeres y podemos salir adelante”.

 Argumentó que cada uno de los proyectos, les permiten contar con una visualización de su vida a futuro, misma que además sea un ejemplo para la formación de sus hijos, pues buscan crear ciudadanos que sepan ser felices y salir adelante, “como sus madres”, finalizó.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments