Realizan investigadores de la UABCS diagnóstico ambiental de la isla Espíritu Santo
Con el objetivo de elaborar el diagnóstico de la zona, se realizó una caracterización del Área Natural Protegida (ANP), mediante el diseño de una cartografía base a escala 1:20,000; así como una regionalización del lugar para obtener unidades ambientales del área marina y terrestre.
Con el objetivo de elaborar el diagnóstico de la zona, se realizó una caracterización del Área Natural Protegida (ANP), mediante el diseño de una cartografía base a escala 1:20,000; así como una regionalización del lugar para obtener unidades ambientales del área marina y terrestre.

Frida Mitzi Cervantes Villegas, egresada de la carrera de Biología Marina de la UABCS, llevó a cabo el estudio “Caracterización y diagnóstico ambiental del Complejo Insular Espíritu Santo, municipio de La Paz”, como parte de su tesis dirigida por el Dr. Óscar Alfredo Arizpe Covarrubias, profesor-investigador del Departamento Académico de Biología Marina de la UABCS.

El objetivo del estudio fue generar un diagnóstico de la zona que permita conocer la problemática del Complejo Insular Espíritu Santo de acuerdo a las diferentes actividades que se realizan en él. Para ello, se elaboró una caracterización del Área Natural Protegida (ANP), mediante el diseño de una cartografía base a escala 1:20,000; así como una regionalización del lugar para obtener unidades ambientales del área marina y terrestre.

Las islas Espíritu Santo, Partida, Los Islotes, Ballena, Gallo y Gallina forman en su conjunto el Complejo Insular Espíritu Santo, el cual tiene un gran interés para la conservación debido al intenso uso humano que se realiza en éste, además de sobresalir tanto en el ámbito biológico, antropológico y turístico. Desafortunadamente, se han presentado conflictos en la zona entre los usuarios, la escasez de recursos, deterioro paisajístico, contaminación, pérdida de biodiversidad, así como presiones de desarrollo y conservación en la zona.

El estudio sugiere que el sector que representa una mayor presión sobre el complejo es el turístico, debido a que es una actividad en crecimiento que, a pesar de realizarse con un enfoque ecoturístico y de aventura, ha ocasionando problemas con el sector pesquero por la contaminación, perturbación de flora y fauna silvestre e introducción de especies exóticas.

En su trabajo, Frida Mitzi Cervantes Villegas destaca que se deben realizar estudios que contemplen información a escala más fina para identificar las zonas con mayor presión y vulnerabilidad a cambios por actividades de los sectores socioeconómicos del ANP, así como hacer mayor difusión entre los usuarios, autoridades y la sociedad, de las disposiciones y reglamentos establecidos por el gobierno federal en el área para garantizar su conservación y manejo adecuado.

Las islas, en general, han sido reconocidas como áreas de biodiversidad notable, como laboratorios naturales de evolución y como oportunidades de conservación biológica. En Baja California Sur se reconocen alrededor de 40 islas e islotes, ubicados tan sólo en el Golfo de California, siendo uno de los estados del país con mayor cantidad de islas. Sin embargo, debido al relativo aislamiento de los ecosistemas insulares, éstos son particularmente vulnerables a las actividades del hombre, cuyos efectos, sumados a la introducción de especies exóticas, han afectado considerablemente el equilibro ecológico de las islas.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments