Prisma mulegino

Felipe Zúñiga Meza

Insostenible

Santa Rosalía, BCS.- El desastre económico y social al que ha sido sometido Baja California Sur, es ya insostenible. Los cinco Ayuntamientos saqueados en su hacienda y su patrimonio territorial están prácticamente  quebrados. Lo preocupante es que los presidentes municipales y el mismísimo gobernador del estado, parecen no darse cuenta. Muestran amplias sonrisas ante  cámaras y reflectores, cuando su gesto debiera ser de preocupación o de vergüenza.

La demagogia y la mentira siguen galopando en los boletines y medios oficiales.

En los hechos, Marcos Covarrubias Villaseñor, no ha podido con la inercia que provocaron las malas costumbres de los gobiernos perredistas que BCS soportó durante doce años. Narciso Agundez Montaño fue su gran promotor. Al grado tal que el nativo de Cd. Constitución generó una gran expectativa en la población de esta media península. Sin embargo la tendencia a seguir con  lo mismo parece tenerlo vencido. Quizás porque su formación política tiene el mismo origen que los dos anteriores ex gobernadores.

Marcos no ha hecho nada nuevo. Y no ha hecho nada nuevo porque en sus colaboradores no existe nada nuevo. Prácticamente son los mismos que ayer le cargaban las maletas  a Leonel y después a Narciso ¿Que pueden aportar al quehacer público si su origen está viciado? Hacen lo mismo y programan lo mismo. Y también se llevan lo mismo. Sin un golpe de timón a tiempo, el gobierno estatal puede zozobrar muy pronto. Ya ha enseñado signos muy claros de eso.

En los Ayuntamientos la situación va de mal en peor.

Los Cabos, aquel otrora poderoso Ayuntamiento es hoy una caricatura de lo que fue. Con sus dependencias saqueadas, víctimas de la galopante corrupción, Los Cabos parece no tener un futuro halagüeño. Con un Alcalde más preocupado en tejer alianzas políticas para sacar a su hermano de la cárcel, Los Cabos va con rumbo al despeñadero.

Aunque la Alcaldesa del Ayuntamiento de La Paz, Estela Ponce Beltrán, ha tenido todo el apoyo del gobernador Marcos Covarrubias Villaseñor, no ha podido enderezar la nave. Primero porque no escogió a las mejores mujeres y a los mejores hombres para gobernar. Cometió el error que siempre han cometido todos los políticos. Gobernar con los mismos de siempre. Segundo porque la herencia que recibió del perredismo, no debió ser enfrentada con los mismos que hundieron al priísmo. Pero tal parece que a “Estelita” lo que menos le importa es sacar al Ayuntamiento paceño del atolladero. Tejer alianzas para el futuro inmediato es su principal agenda. Mientras, los paceños tendrán que esperar.

En el Municipio de Comondú las ocurrencias del Alcalde apodado “El Tano” parecen no tener límite. Es increíble que una persona como él, gobierne un pueblo tan pujante y trabajador como el de Comondú. Sin embargo la democracia tiene sus riesgos y los comundeños tendrán ahora que soportar tres años más las ocurrencias del “Tano”, quien la única gracia que tiene, es caerle bien al gobernador. Quizás porque lo hace mucho reír, aunque el Alcalde del sombrero no sirva para nada. Mientras esto sucede y con todo el apoyo extraordinario que ese Ayuntamiento recibe del Gobierno Estatal, Comondú vive sus peores días en el ámbito económico y social. Las pruebas están a la vista de todos, Comondú es un desastre.

Después de que el sátrapa de Yuan Yee y su gobierno perredista dejó a Loreto en ruinas, para el Alcalde Jesús Avilés ha sido más que difícil devolverle a Loreto lo que una vez tuvo. Tranquilidad y trabajo para todos. Victima de chacales financieros –además de políticos como Yuan Yee y Cia. -como todos los destinos de turísticos de BCS, los loretanos vieron truncado su desarrollo después de que casi todas las inversiones que promovieron los perredistas resultaron ser golondrinas. Quizás por su dimensión geográfica y demográfica, Loreto no aparente tener los problemas económicos y sociales que en los otros Ayuntamientos sudcalifornianos son mas que evidentes; sin embargo los habitantes de la ex capital de las californias reconocen que no es así y, sobre todo, esperan que el gobierno priísta de Jesús Avilés, haga algo más que un malecón para dejar de ser solo un pueblo mágico y bonito.

Con un Alcalde irresponsable e itinerante, Mulegé vive su propio viacrucis. Con una exorbitante nomina, nepotismo, compadrazgo, deudas, rezago social y de salarios, Mulegé se encamina a la peor de sus administraciones. Primero porque la herencia que recibió Guillermo Santillán Meza, no tiene parangón. Segundo porque “El Guille” no ha sabido cómo hacer bien las cosas. No estaba preparado para una responsabilidad como la que el pueblo de Mulegé le confió.

El XI Ayuntamiento de Mulegé enfrenta más de 30 demandas laborales a punto de ser decretadas en su contra. Debe además cientos de miles de pesos por este concepto a otros demandantes que esperan su pago. No ha pagado desde hace seis quincenas a funcionarios y compensados. Los policías nadie sabe cómo le hacen. La cabecera municipal prácticamente ésta en el abandono oficial, mientras que,  las pocas obras que el Ayuntamiento construye, son ejecutadas y administradas por un compadre del tesorero municipal. La obra pública ésta secuestrada en Mulegé por un tipo de nombre Erick Cisneros Burgos, quien además de ser el tesorero municipal, es un barril sin fondo. No tiene llenadera.

Con todo, Guillermo Santillán Meza no oye ni entiende. El pueblo de Mulegé cada día le cree menos. Bueno, si hay alguien que aun le cree. Las mentiras  y las frivolidades siguen en aumento. La bola de nieve que él mismo ha construido, prácticamente ya lo engulló. Todos los muleginos coinciden que “El Guille” se debe de ir. Debe dejar la administración municipal en mejores manos. En alguien más responsable y más inteligente. Pero Santillán Meza no entiende, y, lo peor, no dimensiona el tamaño de su fracaso.