No hubo propuestas, ni críticas, pero si “limpias” con incienso en foro de Transculturalidad

El foro se caracterizó por la ausencia de propuestas claras y una mala logística, en la que hicieron hablar a miembros del presidio más tiempo del que ellos venían preparados sólo para que llegaran “los funcionarios buenos” a tiempo para  “la limpia”.
El foro se caracterizó por la ausencia de propuestas claras y una mala logística, en la que hicieron hablar a miembros del presidio más tiempo del que ellos venían preparados sólo para que llegaran “los funcionarios buenos” a tiempo para “la limpia”.

Con toque de caracol, incienso de copal y danza a los cuatro elementos el observatorio ciudadano limpia programas federales

Luego de convocar a un foro de observación de los programas federales de atención a grupos vulnerables, los integrantes del Observatorio Ciudadano REMUI (Red de mujeres Indígenas Mexicanas A.C.) presentaron un panel en donde después se hizo más promoción que observaciones a los programas del gobierno federal y una limpia espiritual en vez de críticas o señalamientos a los funcionarios asistentes.

Los integrantes de la Red de Mujeres Indígenas, en su mayoría de sexo masculino, bailaron una alabanza a los 4 elementos e hicieron toques de caracola para limpiar la energía de los asistentes, en su mayoría gente del gobierno del estado y algunos integrantes de comunidades indígenas que se miraban extrañados los unos a los otros.

El que mejor se vio fue un enviado de la Secretaría de la Función Pública, Jesús Enrique Vega, quien llegó una hora tarde al foro que tuvo lugar en el Centro Cultural La Paz, trajeado y recién bajado del avión, visiblemente acalorado y justo a tiempo para que le dieran su limpia de copal.

El foro se caracterizó por la ausencia de propuestas claras y una mala logística, en la que hicieron hablar a miembros del presidio más tiempo del que ellos venían preparados sólo para que llegaran “los funcionarios buenos” a tiempo para  “la limpia”.

Los trabajadores del Centro Cultural buscaban desesperadamente a los trabajadores del Observatorio Ciudadano que se habían estacionado en los lugares prohibidos y los espacios para discapacitados.

Sobre la reinante anarquía, llegó un grupo de danzantes para hacer una alabanza a los cuatro vientos por lo que las exposiciones de programas federales fueron interrumpidos en sus exposiciones para que los asistentes pudiesen apreciar la ceremonia de sincretismo representativa de “nuestros pueblos originarios”.

“Aztecas purépechas, otomís, no se cual olvido, somos todos los mismos representantes de esta transculturalidad que anhelamos” dijo César Gutiérrez durante el evento, quien se llamó a si mismo “miembro de una casa del sol”.

El coordinador de la RAMUI fue reprendido por un funcionario de SEDESOL quien no podía exponer los lineamientos de uno de los programas de vivienda para familias de grupos vulnerables por que el cuchicheo y movimiento de un lado a otro de un equipo logístico que se notaba francamente preocupado.

La red REMUI forma parte de las organizaciones del sector social que integran el Consejo Mexicano Para el Desarrollo Sustentable “instancia consultiva del Gobierno  Federal, con carácter incluyente y representando los intereses de los productores y agentes de la sociedad rural”.

¡Comparte!

* * *