Miles de años tuvieron que pasar para que el ranchero de la comarca José Rosa Villavicencio encontrara las “bolas” de arcilla

Tierra generosa…

Santa Rosalía, Baja California Sur.- Miles de años tuvieron que pasar para que el ranchero de la comarca José Rosa Villavicencio encontrara las “bolas” de arcilla que resultaron ser la matriz de un mineral que le dio vida y nombre a un pueblo, a un distrito y a una región que con los años se convirtió en una tierra generosa… una tierra de hombres y mujeres generosos.

La introducción de esta entrega viene a relación por un artículo que recientemente leí del periodista comundeño Juan Carlos Méndez, donde hace especial mención de las frivolidades, la rapacidad y el mal gobierno de Guillermo Santillán Meza; el peor alcalde que ha tenido Mulegé.

Menciona Juan Carlos, sin mentir por cierto que, Erick Cisneros y Leonel Cota Montaño –además de, “el señor de las ligas” René Bejarano-, lo dominan y que seguramente son quienes le hablan al oído en la “payasada” (sic) esa de pretender ser candidato a gobernador de BCS cuando su trabajo como primer edil es un desastre y “mientras que los muleginos mantienen con sus impuestos a una parvada de buitres (sic) ajenos totalmente a los problemas de aquel municipio” refiriéndose, obviamente, al de Mulegé.

Y es que esta región y, principalmente, su cabecera municipal, Santa Rosalía, siempre ha sido una guarida de “buitres” como los adjetiva el periodista Juan Carlos Méndez, y que existen en las principales áreas de recaudación de impuestos que el XIV Ayuntamiento recauda de los ciudadanos de Mulegé. El tesorero y el subtesorero son de La Paz, sus principales asesores, Cisneros Burgos y Cota Montaño son de La Paz, la recaudadora también es de la ciudad capital del estado mientras que en el OOMSAPA todo lo que tiene que ver con el dinero, lo ocupan gente de La Paz y como colofón, el Contralor Municipal –que gana como como contralor y sigue cobrando en OOMSAPA-, también es del puerto de ilusión.

Toda una parvada.

Y que quede claro, esto no es un rollo “chauvinista”, sino una afirmación o, adhesión, al comentario que atinadamente hace un periodista a muchos kilómetros de distancia de esta tierra generosa que nos vio nacer y, que nos ve, creo que con rabia e impotencia, como no hacemos nada para detener el saqueo impune que propios y extraños hacen de nuestras arcas, de nuestra tierra, de nuestros campos y de nuestros mares.

Desde el paralelo 28 hasta la concha que simboliza la división entre los municipios de Mulegé y Loreto, se llevan lo que pueden. Milenariamente, los complejos lagunares de Guerrero Negro y San Ignacio, han sido saqueados, primero por los más intrépidos cazadores de ballenas y, ahora, por los “vulgares” guateros.

No hay especie que escape de esa depredación.

Bajo el mismo signo vive toda la gente de la Zona Pacífico Norte, siempre en vigilia y con el peligro de una balacera –como ya sucedió alguna vez-, con quienes les roban las especies reservadas para una pesca sustentable como la que ellos, con tanto esfuerzo y esmero, han aprendido a realizar. El tema, no ha sido abatido y siempre está latente el peligro y la zozobra de que alguien en algún lugar del su vasta zona de producción la esté saqueando.

La actividad agrícola beneficia a todos menos a los muleginos, recuerden que los mercados locales nos ofrecen solo frutas y legumbres de la rezaga. Si bien es cierto que esta actividad ha dado paso al crecimiento y a una oportunidad de vida a miles de paisanos en el Valle del Vizcaíno, la explotación de la gente y el gasto irracional del acuífero ya ha puesto “focos rojos” en ese vergel. El crecimiento –económico y social- de Vizcaíno es desordenado y la autoridad municipal es quien más ha abonado para eso. Con todo, Vizcaíno sigue de frente y, ha puesto ejemplo como pueblo, en reiterados protestas populares ante la abulia de las autoridades municipales y estatales.

La zona serrana vive de milagro y del milagro de las lluvias. Y es que en esta época las lluvias en el Municipio de Mulegé son eso, un verdadero milagro. Los esfuerzos en materia de apoyos a los rancheros es siempre bajo el mismo esquema: uno que otro semental para el que lo pueda comprar; unos cientos de kilos de alimento para paliar la sequía, despensas y, es todo, nada de un programa integral de desarrollo o algo que los saque de sus desdichas; siempre es igual y no se ve que para beneficio de ellos esto vaya a cambiar. Eso sí, los “coyotes” llegan temporalmente y compran el ganado, los quesos y todo cuanto estos hombres de sol y de barro producen, al precio que los “coyotes” imponen.

No existe un esquema de comercialización que beneficie a los rancheros de Mulegé, como no existe para los pescadores ni para cualquier productor artesanal local. Están a expensas de lo que les ofrezca el comprador y punto; el gobierno no va más allá de sus medidas clientelares.

Los Oasis de San Ignacio y la Heroica Mulegé –aunque en un estudio que leí hace poco sobre los Oasis de BCS, no incluyen a Mulegé, quizás porque sea considerado un Rio-, renacen de su tragedia. Son años y años que esta gente noble y trabajadora ha visto pasar su entierro –parafraseando al “Gabo” en El Coronel no tiene quien le escriba”.

Esa desgracia ha hecho que las dependencias de los diferentes niveles de gobierno se den por enterados del potencial turístico ecológico que significan esos milenarios lugares que fueron casa y cuna de nuestros ancestros “Cochimíes”. Ahora resulta que existen –y han existido desde hace años-, seis millones de pesos para la conservación y el rescate de estos bellos lugares, pero la Comisión Nacional de Áreas Protegidas hasta ahora dio la cara.

La Heroica Mulegé se levantó de su desgracia y ha convertido el lugar siniestrado en algo ejemplar para recorrer y acampar, pero quizás lo más sobresaliente de ese pueblo singular, fue su cohesión como sociedad para salir delante de la desgracia que afectó a todos en lo emocional y, que fue implacable en lo económico con algunos.

La minería es quizás la actividad que más ha impactado en esta municipalidad. Guerrero Negro a la entrada norte de BCS sigue erigiéndose como el principal productor de sal del planeta. Tocar el tema de las entrañas Exportadora de Sal (ESSA) es tabú para los habitantes de esa salinera población porque ellos han vivido bajo el signo de la sal toda su vida, pero nadie puede negar que las turbias aguas de la sal, hayan hecho millonarios a algunos ejecutivos que pasaron por ESSA. Ahora en Guerrero Negro existen esfuerzos en la actividad turística que se deriva del avistamiento de la ballena gris y las aves migratorias, mientras se sigue escuchando como letanía el canto de que han sido totalmente olvidados por la actual administración municipal, al grado tal que han vuelto a activar lo del sexto municipio, aunque al parecer ya se les olvidó el tema que, para ser honestos, solo les interesa a quienes aspiran a la actividad política.

San Marcos, la Isla, con más de 60 años de explotación tiende fenecer según los propietarios de la empresa COMSA, que dicho sea de paso, también ha sido una fábrica de ricos, pero dentro del organigrama gerencial, no de los trabajadores quienes después de años trabajando bajo sol candente, la humedad y las piedras blancas, muchos de ellos, mueren en la pobreza.

Y santa Rosalía. Puerto y mineral, quizás sea la “joya de la corona” para los saqueadores de nuestras riquezas. Los franceses la explotaron durante cincuenta largos años. Son muchas las historias y leyendas las que matizan la actividad minera en Santa Rosalía. Después, la entrada a la cultura del subsidio, con una empresa minera que acabó con todo lo que pudo, llevándose entre los escombros lo poco que quedaba sobre la superficie. De ello han dado cuenta algunos historiadores y hay quienes aseguran que la historia se vuelve a repetir.

Sin embargo su peor azote han sido quienes se han dedicado al servicio público. La oportunidad la tuvieron cuando las minas dejaron de producir (1985aprox.) y el ayuntamiento, por órdenes del gobernador en turno, empleó a trabajadores que habían sido liquidados de la empresa minera. Ahí empezó la historia que ha dejado una estela de saqueo e impunidad sin que nadie haya podido para esta bola de nieve que, tiene en el actual Alcalde, al peor ejemplo de todos tiempos.

Mosaico político

Una excelente plática y una buena comida ayer viernes con mi amigo el diputado “Güero” Verdugo… muchas coincidencias con el legislador nativo de La Bocana BCS… el tema principal fue el desarrollo pesquero que han logrado las cooperativas pesqueras de la Zona Pacífico Norte… Hay algo que da esplendor a cuanto existe, y es la ilusión de encontrar algo a la vuelta de la esquina. Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) Escritor británico.

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments