A dieciocho días de celebrarse las elecciones en BCS, el ambiente se encuentra más enrarecido que nunca

Ruta electoral III

Santa Rosalía, Baja California Sur.- A dieciocho días de celebrarse las elecciones en Baja California Sur (BCS)  el ambiente se encuentra más enrarecido que nunca. Un evento democrático que debiera darse en un contexto de fiesta civil se ha tornado ríspido y áspero, donde el principal campo de batalla son las redes sociales y las armas con las que se lucha, son la diatriba, la descalificación, el acecho y las amenazas de fanáticos que están a la espera de engrosar las nóminas de los diferentes gobiernos, porque ese ha sido el gancho con el que les han atrapado su voluntad.

De la original militancia se ha pasado al fanatismo electorero, sin haber –siquiera- arañado  el esquema afectivo de la simpatía. Todo –o casi todo- es mercadeo, transfuguismo (chapulines),chambismo, simulación de posturas demócratas y la búsqueda de estar en el agarradero que ya experimentaron, mientras otros cifran la esperanza de pasar su futuro inmediato en los lúgubres pasillos de las oficinas de gobierno donde ya no se para nadie.

El Municipio de Mulegé es un caso que –siendo frío-,  pudiera calificarse como patético.

Después de sendos yerros en las últimas tres administraciones, el mejor de los peores pretendió gobernar de nuevo. Increíblemente el desencanto y la decepción le abren la puerta a quien depredó y destruyo las más torales dependencias municipales y es irónicamente  catalogado por algunos muleginos, como lo mejor, de los últimos tres peores gobernantes que ha tenido Mulegé.

A su paso destruyó lo que fuera la Dirección General de Desarrollo Municipal (por cierto ahora sin techo, sin árboles y, quizás, hasta sin funcionarios). Puso ahí quizás al peor funcionario que ha pasado por el servicio público en Mulegé, quién no pudo con el paquete que había dejado el excelente profesionista local, Cutberto Sandoval, para terminar de darle la puntilla un advenedizo de apellido Solorio.

Proyectos y programas de desarrollo urbano y rural fueron a dar al bote de la basura.

Tal fue el estado de destrucción de esa oficina pública que no pudieron siquiera armar el Plan de Desarrollo Municipal, pasando a la historia como la primer administración –en Mulegé- en no presentar este valioso documento, de génesis constitucional, que rige , democráticamente, la adjudicación y prioridad de la obras en cualquier gobierno municipal, estatal y, hasta nacional.

También –el ahora auto llamado mejor Presidente Municipal de Mulegé-, colapsó el Organismo Operador del Agua Potable. Dicho organismo que se encarga de suministrar y administrar el agua potable de los muleginos, fue saqueado y olvidado en el mantenimiento de su infraestructura, después de haber sido recibido en estado de operación financieramente sano y con una operatividad al cien por ciento; mezquinamente, nunca dijo que su administración recibió una bonificación del veinte por ciento de su presupuesto en participaciones federales por la eficiencia en la recuperación del pago de cuotas de agua e impuesto predial, para NO darle crédito a su antecesor quien le había dejado el camino limpio, solo con la cruz de no poder pagar –desde diciembre anterior a su salida- la nómina de funcionarios y compensados, ya que Leonel Cota Montaño, lo puso de rodillas al descontar de las participaciones estatales, quince millones de pesos –que le prestó a la administración panista anterior-, y que en el discurso de toma de posesión los había condonado “en un gesto de buena voluntad de su gobierno” entonces perredista.

Todavía el busto de Juárez que adorna la Plaza Pública en el centro del puerto, debe recordar cuando en su apoteósico y megalómano segundo informe de gobierno, prometió no irse, sin sanear financiera y operativamente el Organismo Operador de Agua Potable, cosa que nunca llegó, es más, ni siquiera el segundo informe se atrevió a organizar.

Otra institución que por primera vez fue presa de la mafia fue la Dirección Municipal de Seguridad Pública, donde campeó la complicidad con quienes ahora reinan en la oscuridad de la ilegalidad y la persecución de los ciudadanos de a pie, mientras quien reinaba en esa dependencia –porque parecía Rey-, hacía alarde de su poder.

El Catastro sufrió su peor saqueo en los últimos años, siendo la joya de la corona la repartición de los terrenos en la Colonia Tecnológico –conocida antes como Los Frailes-,  y la Mesa San Luciano,  teniendo como colofón, ese saqueo, la venta –veinticuatro horas antes de dejar el poder-, de punta Santa María, rescatada por su antecesor de manos de especuladores, sin que nadie supiera a donde fue a parar el dinero del usufructo de ese predio legendario para los habitantes de Santa Rosalía, porque para variar, su sucesor, no encontró un solo peso en las cuentas bancarias del Ayuntamiento.

La obra pública –ejecutada autoritaria y unilateralmente-, fue adjudicada a sus amigos, quedándose estos con parte del botín catastral y construyendo obras que a menos de diez años acusan el deterioro de una obra que debió –al menos-, durar veinticinco años.

Vaya desastre del que, aun no nos hemos salvado, después de que la equidad de género lo dejó fuera de la candidatura de un partido político al que tomó por asalto. Sin embargo, en el peor de las demostraciones de ambición de poder, decidió que su cónyuge encabezara una candidatura que recibió respiración de boca a boca, al fraccionarse el partido opositor y, que lo pone, de nuevo,  en la antesala del poder municipal, solo que tras bambalinas, lo que puede resultar, para la mayoría de los muleginos, aun peor.

Dios nos agarre confesados… (Continuará).

Mosaico político

En el ámbito estatal la lucha electoral enseña diferentes lecturas… una es la parte oficialista, la que tiene todo el poder y la que exige a sus miembros orgánicos, a cambio del pago de lo que han recibido,  la denostación del candidato que no les ofrece su continuidad en el poder… en esa misma parte se ha podido comprobar el desprecio de la cúpula en el poder hacia los militantes –originales- del partido que los ha acogido a falta de miembros que ofrecer electoralmente… también se ha podido comprobar de donde viene tanto dinero para lograr esa parafernalia (junto con el vampiro volador, diría mi maestro “Bobby”  García) electoral que no tiene parangón… La otra parte es la que va poco a poco haciendo amarres con ciudadanos y grupos organizados… las encuestas dan como puntero al candidato oficial, sin embargo, todos hemos podido darnos cuenta que las encuestadoras son mercaderes electorales… en los próximos días Prisma Mulegino tratará el tema de la cuenta pública del ITESME la cual no fue aprobada por el Congreso del Estado y del porqué el organismo legislativo tomó esa decisión… con pruebas documentales y estenográficas (todo lo dicho) y, que quede  claro,  no se trata de dañar la imagen de nuestra máxima casa de estudios en Mulegé, sino desenmascarar a gente corrupta que ha depredado de las instituciones públicas sin recato alguno y al amparo del poder… “Que mejor que Adán para hablar de Eva”  (¿…?)

Subscribe
Notify of
guest
8 Comments
Inline Feedbacks
View all comments