Cincuenta inspectores vigilan

Verifica PROFECO precios en comercios
profeco
El director de verificación de la PROFECO, Eduardo Ramos, dio a conocer que entre las prácticas que se busca inhibir se encuentran: condicionamiento o negativa de venta, precios ocultos, “kilos incompletos”, entre otras.

Los Cabos, Baja California Sur.- Con la finalidad de que en Baja California Sur  los comercios no se aprovechen de la contingencia ocasionada por Odile, cincuenta verificadores de la Procuraduría Federal del Consumidor se encuentran en el estado: treinta de ellos en Los Cabos.

El director de verificación de la PROFECO, Eduardo Ramos, dio a conocer que entre las prácticas que se busca inhibir se encuentran: condicionamiento o negativa de venta, precios ocultos, “kilos incompletos”, entre otras.

“Tenemos  personal  de la Ciudad de México que está operando de manera coordinada con la delegación de  Profeco de La Paz, estamos realizando verificación de acción simultáneas en lo que es San José, San Lucas, La Paz, Comondú, Mulegé, todos estos municipios, con la finalidad de que este en primer instancia que el principio de oferta y demanda, cuando sabemos que no hay precios oficiales ni controlados pues no sea aprovechado por los malos proveedores para afectar a los consumidores para obtener algún lucro indebido”, comentó.

Para evitar que se presenten abusos  se instaló un módulo de atención para recibir las denuncias:

Invitamos a los consumidores a que denuncien cualquier abuso, tenemos un módulo instalado en las oficinas de FONATUR, aquí en la glorieta de la Mega y el personal que está operando en las diferentes colonias en las diferentes zonas está plenamente identificado con vestimenta del institución para que los consumidores puedan abordarlos y presentar una denuncia, además estamos colocando unos carteles con la finalidad de  que los consumidores tengan a la vista el precio de los productos y no sean objeto de ninguna manipulación o engaño”.

Agregó que, en los recorridos que han realizado, se encontraron algunos proveedores que quieren obtener beneficios de la situación, incrementando los precios de productos de la canasta básica:

“Encontramos derivado de las denuncias que la cartera de huevo que normalmente estaba en 60 pesos la estaban vendiendo en 90 y 100 pesos y el kilo de tortilla  que normalmente su precio está entre 15 y 16 pesos, se estaba elevando poco más de 30 pesos, en atención a las denuncias acudimos a los establecimientos, frenamos de inmediato esta conducta y obligamos a que los proveedores ajustarán sus precios al que normalmente se venía manejando, también se recibió el reporte del incremento en el transporte por lo que hablamos con los líderes para buscar el compromiso y el apoyo”.

En los lugares donde se encontraron irregularidades se les exhortó a no incurrir en esa práctica comercial abusiva, y se estará al pendiente de que no se aprovechen de la situación, ya que en caso de que se encuentre alguna reincidencia se aplicarán sanciones, como la clausura del establecimiento o multas de hasta 2 millones de pesos.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments