Siguen usando lotes baldíos como basureros