Los apoyos a los viviendas dañadas por Odile “podrían tomar varios meses en llegar”

Paciencia pide el INVI a la ciudadanía
zonas de alto riesgo Los Cabos
De acuerdo al censo elaborado, son 5 mil familias damnificadas que habitan en zonas de riesgo y 4 mil 500 las que habitan en predios regularizados.

Los Cabos, Baja California Sur.- Debido a las afectaciones del Huracán Odile a miles de viviendas en el municipio, la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) y el Instituto Nacional de Vivienda llevaron a cabo un padrón de damnificados para determinar a los beneficiarios de apoyos que se recibirán por parte del Fondo Nacional de Desastres.

 Beneficios que podrían tomar varios meses en llegar, por lo que la directora en el Estado del INVI, Rosalba Cuadras pide paciencia a la ciudadanía.

Estos beneficios no se generan de un día para otro. Sin duda llegarán, pero se lleva algo de tiempo todavía, no se generan en una semana ni en quince días ni en un mes; es un procedimiento un poquito largo pero que tarde o temprano se entrega a las familias afectadas”.

Los beneficios consistirán en entrega de materiales, reconstrucción de vivienda y reubicación en algunos casos.

“Consisten en la entrega de materiales que les permitan rehabilitar sus viviendas y en el caso de los que clasifiquen como ´pérdida total´, se reconstruye la vivienda. Aquí en Los Cabos habrá reubicaciones, se tendrá que buscar un esquema que permita reubicar a estas familias a zonas seguras, lo cual tendrá que ser en un mediano plazo. Es algo que no se va a concretar en semanas o meses, pero el gobierno federal, a través de la SEDATU y en coordinación con nosotros está buscando las diferentes alternativas para poder concretar esto”.

Destacó que las entregas de materiales o reconstrucción de vivienda no aplica a familias asentadas en zonas de riesgo.

En el caso de los asentamientos irregulares, están sujetos a una reubicación; no se les puede generar un apoyo a una familia que está en una zona de alto riesgo porque sería propiciar que continúen viviendo en este lugar;  los apoyos son para familias asentadas de manera regular en sus predios donde no tienen problemas de alto riesgo y que pueden rehabilitar sus viviendas y continuar habitando en esos lugares”, puntualizó.

De acuerdo al censo elaborado, son 5 mil familias damnificadas que habitan en zonas de riesgo y 4 mil 500 las que habitan en predios regularizados.

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments