Al que protesta, lo corren

Esperanza Resort y la CROC despojan de las propinas a los trabajadores
Esperanza An Auberge Resort
Empleados del lujosísimo Esperanza An Auberge Resort denunciaron que su líder sindical, amafiado con un ejecutivo del hotel, los despojan de sus propinas.

Los Cabos, Baja California Sur.- Empleados del lujosísimo Esperanza An Auberge Resort denunciaron que su líder sindical, amafiado con un ejecutivo del hotel, los despojan de sus propinas. Al que protesta lo echan.

Mart Rodríguez, el ejecutivo de Esperanza An Auberge Resort, es acusado por empleados de ese establecimiento de tener componendas con Noé Juárez González, el sobrino del senador y dirigente del sindicato de la CROC, Isaías González Cuevas. El problema, que se viene cocinando desde hace cierto tiempo, amenaza con salirse del control y terminar en paro de labores.

Hartos los trabajadores de los robos perpetrados por el sobrino del líder de la CROC, el dirigente Noé Juárez González, exigieron a su sindicato el esclarecimiento del destino de las propinas y la destitución del delegado sindical. Ante las dificultades que se le presentaban en esta mina de dinero, el Senador en primera instancia hizo a un lado a su sobrino y le dio nombramiento a un nuevo delegado, Enrique Figueroa.

El nuevo delegado, cumpliendo su misión, exigió al representante de Esperanza An Auberge Resort, Mart Rodríguez, la claridad en las cuentas del monto de las propinas y el sistema de la repartición, la parte más importante en la integración del ingreso de los trabajadores. Esta solicitud incomodó a los intereses de la empresa, o los del ejecutivo Mart Rodríguez, por lo que pidió de inmediato la intervención del senador priista, Isaías González. El senador envía a su ejecutor, el conocido Esteban Vargas, secretario general local de la CROC el cual, con gente mal encarada apostada en las entradas y salidas del hotel, de manera intimidatoria para los trabajadores y con una lista de 15 trabajadores para despedir por atreverse a reclamar sus derechos, procede a destituir al delegado asignado Enrique Figueroa, regresando al sobrino Noé Juárez González a seguir cobrando las cuotas mientras la empresa negocia con González Cuevas los “faltantes” que seguirán padeciendo en sus propinas los empleados de Esperanza, An Auberge Resort.

¿Qué dirían los distinguidos clientes que acuden a tan selecto establecimiento si supieran que las propinas que, en buena voluntad, ellos dejan a los empleados que los han servido, son manipuladas y probablemente sustraídas de los bolsillos de los trabajadores para terminar en los bolsillos de un ejecutivo rapaz y un líder sindical?

Seguiremos informando. Ojalá la empresa Auberge Resorts tome cartas en el asunto para no ver afectado su prestigio en robos miserables de propinas a sus colaboradores en Cabo San Lucas.

Subscribe
Notify of
guest
6 Comments
Inline Feedbacks
View all comments