La propietaria presuntamente tiene “palancas” en el ayuntamiento cabeño.

Duró poco clausurado problemático bar

Los Cabos, Baja California Sur.- No importa cuántas veces la empresa “Fun Trips S. de RL de CV”, ubicada en la sanluqueña Plaza Náutica sea clausurada por incumplir no solo los protocolos y reglas del arrendatario, también con el Bando de Policía y Buen Gobierno del municipio de Los Cabos en su artículo 40, en pocos minutos, los inspectores municipales regresan con órdenes de retirar los sellos.

Tal situación, solo se explica, dicen los comerciantes vecinos, si la propietaria del negocio goza de la protección de la alcaldesa, Jesús Armida Castro Guzmán y el tesorero municipal, Rigoberto Arce Martínez.

“La representante legal de la empresa “Fun Trips S. de RL de CV”,  de nombre Dalia Catalina Hidalgo León es una persona que no respeta las normas de la Plaza, incluso goza de total impunidad, argumentando que la alcaldesa de Los Cabos, Armida Castro y el tesorero son sus amigos, y que por lo tanto puede hacer lo que le plazca” se quejó uno de los afectados, quien también renta un local en el mismo lugar.

“Esto no es lo único, ella vende bebidas embriagantes, sin contar con ningún permiso de alcohol, permaneciendo abierto el lugar hasta las cinco de la mañana, sin que ninguna autoridad les pueda decir algo, porque tienen instrucciones de Armida Castro de no molestar a la persona”, añadió el quejoso.

En recorrido por parte de Peninsular Digital por los diversos locales se pudo observar que el local número 16, estuvo clausurado solo unas horas para ser reabierto luego de que la persona de nombre Dalia Catalina, originaria de Sonora, les hablara a las autoridades municipales para que le dejaran nuevamente operar.

“La verdad no lo sé, yo solo vengo a cumplir con mi trabajo, a mí me dieron la orden de retirar los sellos de clausurado. Quiero imaginar que fueron a liquidar el adeudo estas personas, aunque presume la señora de tener una estrecha amistad con Armida Castro y el tesorero Rigo Arce” explicó uno de los empleados del ayuntamiento.

Uno de los guardias de seguridad de la API mencionó: “ese lugar está lleno de problemas, ponen la música a todo volumen, venden bebidas embriagantes, a pesar de la pandemia en donde no puede estar abiertos los lugares más allá de las diez de la noche, incluso, no se puede tener aglomeración de personas, esa señora cierra hasta las cinco de la mañana y el lugar siempre los tiene lleno de gente”.

“Este local tiene muchas quejas, incluso, creo que tampoco se quiere salir de la plaza, donde debe alrededor de un año de renta. Todos los que estamos aquí, ya conocemos a la señora Dalia Catalina, ya que no respeta las leyes, se burla e incluso si vienen a clausurar su negocio solamente se burla del personal y les dice que más van a tardar en poner el sello que en venir a quitarlo por órdenes de la presidenta. Es muy problemática la verdad, pero hay de dos, o es verdad que es muy amiga de Armida Castro, o bien, es un negocio de la misma alcaldesa disfrazado con un prestanombres, porque de otra manera no se entiende”, señaló.

Uno de los trabajadores reconoció que el lugar solamente estuvo clausurado por unas horas, “ya que la señora hizo unas llamadas, la verdad desconozco a dónde, me imagino que al gobierno, para después pagar solo seis mil pesos de propina para abrir el negocio.”

 

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments