Desmedido crecimiento del comercio ambulante
Ambulantaje
Desde menores que venden todo tipo de productos por las calles hasta los vendedores de rosas y ahora los malabaristas en los semáforos son obra de la cotidianeidad en Los Cabos.

Cabo San Lucas, Baja California Sur.- Desde menores que venden todo tipo de productos por las calles hasta los vendedores de rosas y ahora los malabaristas en los semáforos son obra de la cotidianeidad en Los Cabos, lo cual, para muchos ciudadanos, estas acciones representan un serio problema que más adelante no se podrá controlar.

Ante la denuncia anterior, se acudió a entrevistar al coordinador de Inspección Fiscal en la localidad, Manuel Leyva, quien destacó que son pocos los inspectores a su cargo para atender las denuncias del comercio informal y de aquellos que se instalan en los semáforos a “solicitar cooperación voluntaria”.

Primero, llegó la denuncia, ahora son hasta “malabaristas” los que se ubican en los principales cruces de la ciudad, quienes, lejos de solicitar la cooperación voluntaria de los conductores, a algunos les exigen que les den para su “taco”, lo cual debería estar prohibido según la información del funcionario delegacional.

La nota es que le sucedió a un amigo, nos denunció la señora Mayra Garcés: veníamos de San José del Cabo, y justo en el semáforo de acceso a Cabo San Lucas, un hombre se apostó en la ventanilla del conductor para pedirle cooperación para comerse un taco, y entonces se le preguntó que si cual era el motivo de dicha petición, a lo que el “artista urbano” contestó que si no había observado su espectáculo, con una especie de jarrones hacia un momento, el cual merecía, según dijo el joven, “su reconocimiento económico”.

Ante lo anterior, cuestionado en torno al tema, Leyva Valencia, dijo que estas personas no cuentan ni con permisos para trabajar en dicha área, porque corren un grave riesgo de ser atropellados por los automovilistas, aunado a lo anterior, por esa circunstancia no se expide, por parte de Inspección Fiscal, permiso alguno para ello, aunque admitió que ahora son más los que se pueden apreciar solicitando la cooperación de los conductores activos.

En el caso del semáforo donde se ubica la primera vuelta de la carretera 4 carriles rumbo a Costco, la situación también ya se volvió problemática, hay vendedores de cocadas, y los representantes de los centros de rehabilitación para drogadictos y alcohólicos, prácticamente están todo el día en el área solicitando la cooperación de los conductores.

El tema del comercio ambulante se da en todos los sentidos y en todos los espacios, los foros para denunciar a los menores que deambulan hasta altas horas de la noche ofreciendo artesanías, chicles y otras cosas a los turistas, se han agotado, y no hay autoridad que atienda los reclamos que están permitiendo que crezcan y que después se convertirán en difíciles de controlar, denunció el comerciante Celso Andrade, quien ubica su comercio en el corazón turístico de Cabo San Lucas.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments