Héctor Jiménez “se está ganando a pulso la desconfianza del magisterio” dicen

No cederán CNTE y MSC “ante represiones de la SEP”
Héctor Jiménez,
Integrantes del magisterio cabeño dijeron que no cederán «ante la conducta obsesiva e incisiva» del Secretario de Educación, Héctor Jiménez.

Los Cabos, Baja California Sur.- Mediante un comunicado con serios problemas de puntuación, integrantes del magisterio cabeño dijeron que no cederán «ante la conducta obsesiva e incisiva» del Secretario de Educación, Héctor Jiménez.

En el documento, se dicen víctimas de violación a los derechos laborales gracias a un intento de removerlos de sus puestos.

“No cederemos a la conducta obsesiva e incisiva del Secretario de Educación Pública, Héctor Jiménez Márquez, a la represión de Trabajadores de la Educación en removerlos de sus adscripciones y funciones ya que a todas luces, en una violación a los derechos consagrados de los trabajadores, es muy claro el documento firmado por el Subsecretario de Gobierno Lic. Luis Enrique Miranda Nava con fecha 27 de mayo del 2014, en respuesta a planteamientos realizados por la Comisión Única Negociadora de la CNTE a través de un documento denominado «Agenda Inicial de Trabajo» con fecha 14 de mayo del 2014 y por lo tanto dicho documento debe ser de observancia y respeto por las autoridades educativas de los Estados».

Aseguran, estarán alertas a cada uno de los pasos que dé el titular de la SEP en el estado:

«Por otra parte, estaremos alertas a cada uno de los pasos que dé el Titular de la SEP de BCS, ya que se está ganando a pulso la desconfianza del magisterio por su rara y controvertida forma de asumir los retos propios de su responsabilidad administrativa, poniendo en tela de juicio la seguridad de la estabilidad laboral de los trabajadores de la educación de nuestro estado a quienes, con su arbitraria actitud, ya logra tenernos sumamente mortificados, toda vez que nos encontramos justamente en la línea de la aplicación de la segunda parte de la Reforma Educativa, y dichos pasos que pretende dar, están encaminados en la aplicación que deriva de la “concentración de la nómina”, por ello resulta imperativo para el titular de la SEP aplicar lo contenido en la Nueva “Ley de Coordinación Fiscal” a la luz de la Reforma Educativa, que en Febrero de 2013 modificó los artículos 3ro y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Ambas son parte de un mismo proyecto, asegura. La Reforma laboral, empresarial administrativa mal llamada educativa, constituye ésta Ley de Coordinación Fiscal un refrendo a la R.E, pues contribuye a operar en términos presupuestales- financieros, administrativos y contables».

Asimismo, los maestros dicen manifestar su preocupación y rechazo a las posibles consecuencias de la Ley de Coordinación Fiscal.

«(…) Y es que, como lo manifiesta Martín Rodríguez, catedrático de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se trata de una “ley muy leonina” que contempla distintos mecanismos para ajustar presupuestalmente las plazas docentes, con miras al adelgazamiento de la nómina. Por ejemplo, en lo que respecta al ejercicio de recursos en materia de servicios personales, el artículo 26 A de la nueva Ley establece que sólo se pagará la nómina del personal que cuente con Registro Federal de Contribuyentes con homoclave. Será requisito también estar registrado en el sistema de administración de nómina a cargo de la Secretaría de Educación Pública (SEP), cuyos datos deberán de corresponderse, a su vez, con los del Sistema de Información y gestión educativa previsto en la Ley General de Educación.

Ante ello y en una clara acción para su afianzamiento no es para dudarse el objetivo de la conducta represiva y vengativa que asumió Héctor Jiménez Márquez quien dejó sin pagar a un porcentaje importante de Trabajadores de la Educación compensados del Municipio de Los Cabos en la primera quincena de septiembre y que prácticamente dejó sin dinero a dicho trabajadores durante la contingencia del huracán Odile, mostrando así su insensibilidad y antipatía ante la necesidad y desesperación del Magisterio de Los Cabos, mostrando una vez más la cara autoritaria de su conducta cargada de mala fe encaminada en aplicar a como de lugar todo le que le mandata la contrarreforma educativa y muy lejos de cumplir con lo mandatado por el Gobernador del Estado en asignar las plazas a los compañeros compensados de todo el Estado con honestidad y transparencia»

Responder

Tu e-mail no seá publicado.