Las tumbas de Jardines del Recuerdo,  desde castillos medievales a héroes de videojuego

Perla Taddie García

Visitando el panteón “Jardines del Recuerdo” se puede observar como podría pasar perfectamente a las nuevas colonias de interés social como “Arcoiris” u “Olas Altas” donde las construcciones o “pies de casas” son de medidas casi burlonas para las familias que por necesidad las habitan.
Visitando el panteón “Jardines del Recuerdo” se puede observar como podría pasar perfectamente a las nuevas colonias de interés social como “Arcoiris” u “Olas Altas” donde las construcciones o “pies de casas” son de medidas casi burlonas para las familias que por necesidad las habitan.

La muerte siempre trae impreso lo impactante y el dolor; lo oscuro y el final. Regularmente los panteones conservan ese aire fúnebre que les da a los que ahí reposan el espacio para emprender el camino hacia «el más allá».

Sin embargo, los mexicanos le damos un sentido festivo hasta a las tragedias y así celebramos con mucha pasión el día de muertos o el año luctuoso y hasta las tumbas pasan de ser simples placas con la información del difunto a convertirse en mini casas.

Visitando el panteón «Jardines del Recuerdo» se puede observar como podría pasar perfectamente a las nuevas colonias de interés social como «Arcoiris» u «Olas Altas» donde las construcciones o «pies de casas» son de medidas casi burlonas para las familias que por necesidad las habitan.

Dividido en «manzanas» el panteón muestra en las fachadas de su tumba las aficiones o «delirios» tanto de los fallecidos como de sus familiares vivos.

En la calle P.1 encontramos fachadas de castillos, más adelante se observa lo que perfecto podría ser el aparador de una boutique y también hay otras que tienen hasta porche con bancas.

«Están mejor que mi casa estas tumbas» comenta Javier Ortiz, alumno de la UABCS. Una de las fachadas más curiosas que adornan el panteón es una construcción de cemento que simula un castillo entre medieval y un castillo del tan popular juego «Mario Bros» hay otras donde el futbol se lleva hasta la muerte, pues la construcción pintada totalmente en preferencia al equipo «América» erige una bandera del mismo equipo.

Entre tanto color, y diseños extravagantes como la de una «tumba velero» -con la que seguro el occiso cruzará feliz el Aqueronte- se pierde la solemnidad de los panteones «ahorita de seguro pasará un pecero por las callecitas del panteón» comenta entre risas Daniel, estudiante de literatura.

Todo un encuentro con el ingenio que se toma a la muerte es el visitar el panteón «Jardín de los Recuerdos» ubicado en la carretera al sur casi frente a la Universidad Autónoma de Baja California Sur.

«Nadie aprenderá a vivir si no ha pensado en el color de su tumba».

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments