Y controlado por la SSA

Tuberculosis, padecimiento de baja incidencia en BCS

La persona señalada por esta infección en la colonia La Pasión de esta capital recibe tratamiento desde 2013

Alejo Méndez
El sub director de Epidemiología de la Secretaría de Salud en el estado, Alejo Méndez dijo que la tuberculosis es una enfermedad con baja incidencia en BCS, y que con frecuencia afecta a personas con bajas defensas por estar en condiciones vulnerables.

La Paz Baja California Sur .- Un total de 202 personas con diagnóstico de tuberculosis recibieron tratamiento médico en Baja California Sur durante 2015, como parte de las acciones del Programa de Prevención y Control que lleva a cabo el Sector Salud en la entidad, indicó el subdirector de Epidemiología de la institución, doctor Alejo Méndez Hernández.

Abundó que de estos 80 correspondieron a La Paz, 67 a Los Cabos, 32 a Mulegé, 20 en Comondú y tres en Loreto, los cuales recibieron tratamiento oportuno para su curación luego de ser identificados plenamente en las consultas que se proporcionan en las unidades de salud de los diversos sistemas de seguridad que tienen presencia en esta media península.

El funcionario estatal dijo que al consultar personas cuyos síntomas hacen sospechar la presencia de tuberculosis, los médicos de unidades de atención (como son los centros de salud) se apoyan con los laboratorios para que les realicen una baciloscopia y con ello confirmar o descartar que se trate de ese mal.

Abundó que cuando este examen comprueba el diagnóstico de tuberculosis en una persona que no tiene seguridad social de IMSS o de ISSSTE, la Secretaría de Salud en el estado proporciona al enfermo un tratamiento de seis meses, basado en el uso de cinco fármacos, que permite a la persona recuperar su salud, aunque enfatizó que ese padecimiento es crónico.

Enfatizó que a diferencia de décadas anteriores, las personas diagnosticadas con tuberculosis no son aisladas, ya que el tratamiento médico suministrado actualmente a los enfermos ha mostrado eficacia en sus resultados, siempre y cuando el cuidado del paciente sea complementado por una alimentación regular y sana, así como mantener reposo en condiciones de higiene.

Méndez Hernández apuntó que entorno a la tuberculosis existen una serie de mitos que por generar desinformación motivan a diversos sectores de la población a reaccionar de manera equivocada ante un posible caso de esa infección, al señalar que no todos los cuadros crónicos de tos implican que se padezca esta enfermedad, ni tampoco se contrae ese padecimiento por tener un encuentro ocasional con una persona infectada.

En este sentido abundó que una persona sana no se infecta fácilmente con esta enfermedad por compartir el transporte público, o cruzarse en una calle con un enfermo, ya que la bacteria es que la transmite la enfermedad muere con el sol y el calor.

Explicó que esta enfermedad no es de fácil contagio, ya que la tuberculosis principalmente se comporta como una infección oportunista que generalmente afecta a quienes registran bajas defensas por formar parte de grupos vulnerables como son personas con diabetes, VIH, desnutrición y adicciones.

Sobre el caso de una persona señalada por esta enfermedad en la colonia La Pasión, de este municipio de La Paz, el funcionario dijo que la Secretaría de Salud en Baja California Sur ha dado un seguimiento puntual al caso, al señalar que ya en 2013 este paciente tuvo un tratamiento con resultado curativo en el municipio de Mulegé, a donde llegó para trabar en un campo agrícola del Valle de Vizcaíno.

Abundó que esta persona (quien ya tiene un reporte de 2011 por abandono de tratamiento en San Quintín, Baja California) hoy registra una recaída propiciada por sus condiciones socio-económicas vulnerables, que ya es atendida por la Secretaría de Salud en la entidad mediante el protocolo que se indica en este tipo de situación.

Méndez Hernández puntualizó que el paciente no es aislado porque –reiteró- la enfermedad no es de fácil contagio, y dijo que por tratarse de una recaída en esta ocasión no se le otorgó el tratamiento de seis meses suministrado a los infectados con este padecimiento, sino que se le hizo un cultivo microbiológico y se le aplicaron pruebas de fármaco sensibilidad, para descartar fármaco resistencia y darle tratamiento adecuado tal cual lo indica la norma oficial mexicana y la Organización Mundial de la Salud en estos escenarios.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments