Ciudadanos externaron su temor de que los buques turísticos contaminen las aguas de La Paz.

Comienza un movimiento de rechazo al muelle de cruceros

La Paz, Baja California Sur.- Ya comenzaron a surgir las primeras manifestaciones de rechazo popular a la construcción de un muelle de cruceros en esta capital y comienzan a dejarse ver vehículos con pintas en sus cristales en franca oposición a la obra anunciada por la Administración Portuaria Integral (API) y en la cual se invertirán alrededor de 1, 500 millones de pesos.

Con leyendas como “La Paz no es estacionamiento de cruceros”, ciudadanos externan su temor que el masivo atraque de cruceros tenga como consecuencia mayor contaminación para las aguas paceñas.

Y es que en días pasados, denuncias ciudadanas reportaron manchas de lo que parecía ser aceite en las aguas de la bahía paceña, fenómeno que coincidía con el fondeo de varios cruceros que navegaban solo con tripulación por las costas de la parte sur de la península.

Uno de los reportantes, la nadadora, bióloga marina y productora de documentales, Andrea Navarro sustentó su denuncia con un video donde presuntamente se exhiben los desechos que dejan a su paso y durante su estadía los cruceros que se encuentran fondeados en las aguas de la ciudad capital.

Sin embargo, la API en un comunicado emitido tras la serie de reportes y opiniones en redes sociales sobre “una posible contaminación por desechos de combustible y manchas amarillentas en el cielo por los barcos turísticos conocidos cruceros, fondeados en la Bahía de La Paz” aclaró que “no existe ningún indicio técnico de que los supuestos contaminantes sean generados por estas embarcaciones turísticas. Sin embargo, esta Administración Portuaria estará en coordinación con las instancias federales respectivas para analizar lo ocurrido para, en su caso, tomar las medidas necesarias”.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Jaimón
Jaimón
17 days ago

Otra muestra más de como se ha venido degradando la ciudad, su calidad de vida y, su entorno, ¿a cambio de qué?