La tendencia mundial es el voto de castigo, con el triunfo de la oposición: analista

Pamela Padilla Soto

Pickett visualizó una jornada muy reñida, pero con paz, tranquilidad y sobre todo sin problemas en el proceso electoral, tomando en cuenta que no puede afectar a las variables de la economía, pues dependen de la política económica y no de quien quede como Presidente de la República.
Pickett visualizó una jornada muy reñida, pero con paz, tranquilidad y sobre todo sin problemas en el proceso electoral, tomando en cuenta que no puede afectar a las variables de la economía, pues dependen de la política económica y no de quien quede como Presidente de la República.

Tras su participación en el desayuno del Grupo Madrugadores de Los Cabos, el analista financiero Michel Pickett, dijo que en las seis elecciones que se han dado en el mundo, en todas ganó la oposición, debido a que existe una tendencia global al voto de castigo.

 Por otro lado, refirió que la economía va muy ligada a la política, porque el voto electoral depende mucho de cómo te sientas en el bolsillo y actualmente la población no se ha sentido económicamente bien.

 En el caso de los comicios en la entidad, indicó que somos el estado con menor densidad de población y los sectores más bajos, por lo que aunque nuestro voto es importante, realmente no tiene una decisión en el voto final, como lo es en estados donde habita un mayor número de ciudadanos.

 Pickett visualizó una jornada muy reñida, pero con paz, tranquilidad y sobre todo sin problemas en el proceso electoral, tomando en cuenta que no puede afectar a las variables de la economía, pues dependen de la política económica y no de quien quede como Presidente de la República.

 “La política económica y monetaria del país no la va a definir el presidente que quede electo, la definen los que están ahorita; porque la independencia que se genera con el Banco de México, a través de que el gobernador y subgobernadores que son cinco personas son transexenales, es decir, hay tres que estarán gran parte del periodo y que no los puso el presidente que quede electo”, manifestó Pickett.

 Agregó que la política del Banco de México es mantener la inflación del 3% cuando el tipo de cambio hace que suba, puesto que también aumenta el costo de los insumos, entonces es cuando el Gobierno Central a través del Banco Central, le mete lana a las economías para bajar las variables, tanto tasa de interés como tipo de cambio y así lograr controlarlas.

 Por lo anterior y en su opinión muy personal, consideró que ninguno de ellos afectará el tipo de cambio o sus intereses en la macro o micro economía, ni siquiera Andrés Manuel López Obrador, quien recalcó, que en algún momento dijo que usaría las reservas a favor de los más necesitados.

 “Es una falacia, una falsedad un comentario de campaña, es imposible, él no tiene la facultad, no dependen de él, depende del Banco Central Mexicano, donde hay cinco personas que no piensan igual que él”, sostuvo Pickett.

 Hizo hincapié en que es prácticamente imposible que los resultados de la elección cambien la política económica, sobre todo con los cimientos y reservas que actualmente se tienen, con la línea expandible del Fondo Monetario Internacional de 75 mil millones de dólares y los más de 150 mil millones de reservas, es muy complicado, finalizó.

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments