La seguridad pública, talón de Aquiles del Ayuntamiento