La ciudad, entre los baches