Falla en los motores provocaron aterrizaje de emergencia de avioneta, el dictamen

Hilda Martínez Guerra 

La avioneta, de cuatro plazas, llevaba como pasajeros a dos adultos y dos menores, el piloto de la aeronave era el propio jefe de la familia; desafortunadamente a la aeronave se le apagaron los motores y ya no le fue posible llegar al aeropuerto.
La avioneta, de cuatro plazas, llevaba como pasajeros a dos adultos y dos menores, el piloto de la aeronave era el propio jefe de la familia; desafortunadamente a la aeronave se le apagaron los motores y ya no le fue posible llegar al aeropuerto.

Cabo San Lucas, B.C.S.- La Secretaría de Marina, Sector Naval, confirmó que la avioneta Cessna que aterrizó de manera emergente en las inmediaciones de Migriño, sufrió fallas en los motores, lo que obligó al piloto a aterrizar, logrando hacerlo en medio del monte y,  afortunadamente, sin consecuencias lamentables.

Lo anterior fue informado, en entrevista, por el vicealmirante Felipe Solano Armenta, Jefe del Sector Naval Los Cabos, quien explicó que tras recibir la llamada de emergencia, de inmediato giró instrucciones para que personal bajo su mando se trasladara hasta el lugar de los hechos, a fin de corroborar la información que había llegado la tarde del domingo.

Solano Armenta, detalló que la primera llamada de alerta se recibió alrededor de las 14:00 horas del domingo, llamada que informaba que una avioneta, que venía procedente de Los Ángeles California, tenía problemas con los motores y tendría que planear de emergencia.

Detalló que la avioneta, de cuatro plazas, llevaba como pasajeros a dos adultos y dos menores, el piloto de la aeronave era el propio jefe de la familia; desafortunadamente a la aeronave se le apagaron los motores y ya no le fue posible llegar al aeropuerto.

Añadió que incluso se enviaron  dos embarcaciones para que estuvieran pendientes; cuando el  piloto logró aterrizar en el arroyo, cerca de La Candelaria, la avioneta estaba sin daño alguno, los daños que presenta son en el tren de aterrizaje, nada más.

El jefe del sector Naval en Cabo San Lucas, explicó: “nosotros lo que hicimos fue pasar una inspección a la avioneta, para verificar que no trajera ni armas ni drogas, lo que resultó negativo”. Una vez hecha la revisión, se retiró el personal del lugar de los hechos y sólo quedó con ellos el personal de aeronáutica, resguardando la avioneta; a los tripulantes los bajaron antes de que llegara el servicio de emergencias, pero al no presentar lesiones de consideración, ellos mismos pidieron no ser trasladados a algún nosocomio ni recibir atención médica.

Responder

Tu e-mail no seá publicado.