Día de recuerdos para la familia de Don Luis Bulnes

Familiares, amigos y pescadores le rinden homenaje
Las palabras del párroco Arturo García cobraron vida en la marina donde el nombre de Don Luis unió a los pescadores

Sus hijos Paco y Charo, al igual que los demás familiares recibieron muestras de afecto y apoyo por la irreparable pérdida de ejemplar ser humano, su señor padre.
Sus hijos Paco y Charo, al igual que los demás familiares recibieron muestras de afecto y apoyo por la irreparable pérdida de ejemplar ser humano, su señor padre.

Después de una emotiva ceremonia en la que estuvieron presentes la viuda de Don Luis Bulnes Molleda, la señora Conchita Malo, sus hijos Francisco y Charo, su sobrino Pedro Bulnes, su nietos, familiares, amigos y empleados en general, en el Hotel Playa Grande, hubo tres emotivos encuentros, uno con los Bomberos de Cabo, otro fue en el Santuario de Guadalupe donde estuvo el alcalde Antonio Agúndez y el que hizo rugir el mar de Cortés al sonido de las poderosas máquinas de pesca fue el homenaje hecho por los pescadores.

Cobraron vida las palabras del párroco Arturo García, quien en su homilía afirmó: “Don Luis no ha muerto, él, ya goza de la gloria de Dios porque sus obras lo acompañan porque él es como una semilla que germinó, no fue egoísta, fue como el trigo que germina y a su muerte deja vida, deja obra, así fue Don Luis un hermano que amaba a los demás como a sí mismo, por esas obras está al lado del señor”.

En el salón Nuestra señora de Loreto del Hotel Playa Granda, reunida la Familia Solmar y Playa Grande, había un silencio respetuoso, un silencio que reflejaba el cariño y el respeto que siempre se le tuvo a Don Luis Bulnes, ahí los coros de la iglesia católica elevaron el espíritu de los presentes hasta la presencia de Dios para rogar por el eterno descanso de don Luis.

Más tarde, en las los pescadores unieron sus corazones para honrar la memoria del gran defensor de la pesca deportiva, ahí, Enrique Fernández, dijo “Don Luis fue nuestro guía en la pesca deportiva, siempre lucho con muchas ganas, con mucho fervor, con mucho ánimo para que este puerto sea turístico y se mantuviera por generaciones. Hoy Don Luis Bulnes sigue siendo nuestro guía y pasó a ser ángel guardián de la pesca deportiva».

La Armada de México, en franco reconocimiento al empresario, al pescador, al ser humano y al amigo de todos, le brindó un toque de silencio para en seguida recorrer las aguas de Cabo San Lucas, al llegar al arco, se colocó una ofrenda floral y de igual forma los asistentes lanzaron flores al mar para rendirle un homenaje a la memoria de Luis Bulnes,  escuchando la voz melodiosa de la cantante Mónica Rojas que Don Luis tanto admiró.

También se le otorgó por parte de la concurrencia un minuto de aplausos de los cuales se hicieron participes los prestadores de servicios turísticos a bordo de embarcaciones de pesca deportiva pero también a bordo de lanchas con fondo de cristal.

Sus hijos Paco y Charo, al igual que los demás familiares recibieron muestras de afecto y apoyo por la irreparable pérdida de ejemplar ser humano, su señor padre. Y antes de terminar el recorrido algo impresionante sucedió.

A las más de 40 embarcaciones que acompañaron a don Luis Bulnes en su último recorrido por la bahía, se unieron otras tantas de gran calado y el mar parecía que también lo despedía y movía la embarcación Cabo Rey en señal de su presencia, ahí lo despidió también ese mar por el que tanto luchó y en el que Don Luis entregó su vida.

Al final de este emotivo homenaje las cenizas fueron llevadas a la estación de bomberos, donde ya se le esperaba con gran ansiedad y admiración.

Ahí, lo acompañó su viuda la señora Conchita Malo, quien no podía ocultar su dolor ante la partida de su inseparable compañero y ahí, hubo un pase de lista de presentes y al mencionar la frase, “Presidente del Patronato Don Luis Bulnes Molleda”, el recinto retumbó al expresar con especial energía: ¡PRESENTE!

Al finalizar el acto, las cenizas de Don Luis, dieron un recorrido por el centro de Cabo San Lucas a bordo de una de las máquinas del cuerpo de bomberos con la sirena encendida, para llegar al santuario de nuestra señora de Guadalupe donde se ofició una misa en su honor donde lo esperaba la comunidad cabeña en cuyo frente estaba el Presidente Municipal, José Antonio Agúndez Montaño, así mismo el delegado de Cabo San Lucas, Martín Lagarda Ruiz, Anel Susana Marrón Amador, IV regidora y Carlos Castro Ceseña, diputado del VII Distrito.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments