Buscan poner orden y mejorar servicios del albergue estatal
Existían quejas de maltrato en el lugar, a las personas del albergue se les servía comida “fría, aceda” y muy poca, sin embargo Calderón Olachea, a poco tiempo de tomar posesión de la dirección ha cambiado la cara del lugar.
Existían quejas de maltrato en el lugar, a las personas del albergue se les servía comida “fría, aceda” y muy poca, sin embargo Calderón Olachea, a poco tiempo de tomar posesión de la dirección ha cambiado la cara del lugar.

Viene de servir en el sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), tiene unas semanas como directora y los cambios y mejoras ya son notables. Nestora Calderón Olachea, nueva directora del albergue estatal, ubicado en lic. Verdad /e Ocampo y Degollado, llegó a poner orden, sensibilizando a los trabajadores y solucionando problemas con albergados.

Existían quejas de maltrato en el lugar, a las personas del albergue se les servía comida “fría, aceda” y muy poca, sin embargo Calderón Olachea, a poco tiempo de tomar posesión de la dirección ha cambiado la cara del lugar.

Se mudaron colchones; arreglaron el drenaje, que se encontraba en malas condiciones; puertas rotas en baños, y una serie de desperfectos. “Mi prioridad es que ellos se sientan en su casa, que sientan que hay alguien que los apoya, que ve por ellos”, asegura la nueva directora, quien habla personalmente con los albergados, checa personalmente la comida, y atiende sus necesidades.

Aún así, es necesario más personal, explica. Urgentemente requieren de un guardia de 24 horas, pues hay quienes se aprovechan, alcoholizados, drogados, y “se les da comida”, explica Nestora Calderón, “pero no se les puede mantener”, pues más que nada es para personas que tienen familiares hospitalizados, ya sea en el ISSSTE, Salvatierra, incluso en el CRIT.

Adelantó que girará oficios al gobierno para ser apoyada con psicólogos y trabajadores sociales, asimismo, pide ayuda de voluntarios. “Cualquier persona que quiera brindar una ayuda, no necesita tener ni una profesión ni nada, una persona con buen corazón”.

Una familiar de una albergada confiesa que “ya no escatiman en dar, antes era racionado cualquier cosa, o prácticamente hínguesu, ahí les va. Ya no es lo más barato, sino lo mejor […] está cambiando totalmente todo […] la directora se pone en lugar de nosotros, mis respetos para la directora”.

Un albergado, que resiste en el sitio mientras recibe quimioterapia cada determinado tiempo, encuentra también un favorable cambio. “Ha habido un cambio muy positivo, muy bueno, hay buenos planes de trabajo […] nos cambiaron ropa de cama, colchones nuevos, comedor, sí ha habido un muy buen cambio”.

http://www.youtube.com/watch?v=qdQsNpSyM2o

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments