Ya hay una nueva empresa interesada en las tierras y mares de Cabo Pulmo
"Hay una mano que mece la cuna", sostuvo la vocera de Amigos de Cabo Pulmo, indicando que acerca de la nacionalidad de los interesados en el nuevo proyecto, el gobierno no reveló nada, sin embargo, asegura haber escuchado una frase dicha "entre dientes" por el secretario: "es gente conocida".
"Hay una mano que mece la cuna", sostuvo la vocera de Amigos de Cabo Pulmo, indicando que acerca de la nacionalidad de los interesados en el nuevo proyecto, el gobierno no reveló nada, sin embargo, asegura haber escuchado una frase dicha "entre dientes" por el secretario: "es gente conocida".

A pesar de que la noticia de la cancelación del proyecto Cabo Cortés puso felices a los pobladores de Cabo Pulmo, y a gran parte de la sociedad mexicana informada, no es momento de bajar los brazos, ya que existe otro proyecto en puerta y las autoridades federales inician su actuación basados en mentiras, como portavoces del promovente entrante, dejó ver Judith Castro, vocera de la sociedad civil Amigos de Cabo Pulmo, después de que Juan Rafael Elvira Quesada, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), visitara la zona.

Y es que la SEMARNAT informó, a través de un Boletín de Prensa, que el secretario se había reunido con la sociedad de Cabo Pulmo para reiterar personalmente el compromiso de salvaguardar este Parque Natural, que es Patrimonio de la Humanidad, cuando lo que realmente ocurrió es que Elvira Quesada se presentó «de sorpresa» con cuatro de los representantes de Cabo Pulmo, se tomó una fotografía con voluntarios y reveló que existe un nuevo desarrollo que pretende las tierras y mares del lugar.

«Hay una mano que mece la cuna», sostuvo la vocera de Amigos de Cabo Pulmo, indicando que acerca de la nacionalidad de los interesados en el nuevo proyecto, el gobierno no reveló nada, sin embargo, asegura haber escuchado una frase dicha «entre dientes» por el secretario: «es gente conocida».

«La visita del secretario fue inesperada totalmente», explicó Judith Castro. «Estábamos nosotros, en una tarde, comiendo, porque fue a la hora de la comida, y él llegó inesperadamente: El secretario Elvira Quesada; el comisionado nacional de Áreas Naturales Protegidas, Luis Fueyo; González Vizcarra, de SEMARNAT de aquí, local; y diferentes autoridades. (…) Nos vinieron a decir cómo se había dado la cancelación, pero también vinieron a decirnos que ya hay un nuevo proyecto, que ya hay una nueva compañía, y desafortunadamente venían hablando en nombre de la compañía (…) En la página de la SEMARNAT dice que se reunieron con la comunidad. Eso no es cierto. Fuimos cuatro personas las que estábamos ahí. Si hubiera querido reunirse con la comunidad, hubiéramos hecho un plan de una visita, hubiéramos reunido a toda la comunidad. Se tomó una foto donde hay varias personas, pero son voluntarios que estaban ahí en el parque».

Las autoridades ambientales no esperaron a que el promovente tuviese contacto con la población, sino que el propio gobierno buscó dejar el terreno listo a los empresarios, explicando que «la compañía quiere hablar primero con la comunidad, antes de poder meter una Manifestación de Impacto Ambiental o un proyecto, o sea, porque ellos ya se reunieron con la compañía».

«Nosotros creemos que venían a sondear la comunidad», dijo Judith Castro», señalando que para los protectores de Cabo Pulmo, «que una autoridad te visite es una buena oportunidad para expresar lo que tú quieres, pero que una autoridad te visite siendo vocero de una empresa, eso te da mucho qué pensar».

«Nosotros no podemos bajar los brazos, no podemos bajar la guardia. Somos los más interesados en que haya un desarrollo en esa zona, pero, como lo hemos insistido y lo seguiremos insistiendo, bien planeado».

Un desarrollo sustentable en el lugar «sí se puede», continuó la vocera, a la par que informó que como asociación se encuentran en un proceso de «empoderar a las comunidades aledañas al parque», esto con el fin de integrarlos a los «ordenamientos que están pendientes» y permitir que la comunidad, «junto con las autoridades», decidan «cuál es el mejor desarrollo que se necesita en la zona».

Finalmente, precisó tres factores inviolables para aceptar un proyecto en Cabo Pulmo: «Uno, que respete a las comunidades (…) Dos, que pueda traer los empleos necesarios, sólo los necesarios. Que no haya oportunidad de hacer acarreos de masas (…) Y tercero, que asegure el recurso natural, porque sin el recurso natural no tendríamos manera de vivir (…) Cabo Pulmo ya tiene un plan estratégico de desarrollo sustentable, que lo hemos compartido con las autoridades».

Subscribe
Notify of
guest
11 Comments
Inline Feedbacks
View all comments