Ni explicaciones, ni amonestados por los millones de pesos “perdidos”

¿Y el dinero de los maestros?

La Paz, Baja California Sur.-  Después de un mes de suspensión de clases por el paro magisterial, muy poco se sabe de qué fue lo que ocurrió con los pagos que debieron hacerse a favor de los trabajadores de la educación a distintas instancias oficiales y particulares; esta deuda a “terceros”, si bien fue saldada por el Gobierno del Estado, no se proporcionó información respecto del porqué de estos adeudos, ninguna autoridad asumió la responsabilidad de estas acciones ni nadie fue amonestado por tal situación que generó afectaciones a alumnos y padres de familia.

En busca de estas respuestas decidimos consultar la página de la Auditoría Superior de la Federación para consultar la información al respecto; la información que obtuvimos corresponde a las auditorías realizadas por la federación al Fondo de Aportaciones a la Educación Básica para los ejercicios fiscales 2012 y 2013, que son las revisiones más recientes de la ASF realizadas al mes de septiembre del 2014.

2012

Señala la auditoría que durante el 2012, el FAEB representó el 63.4% del gasto en educación básica pública y financió el 80.6% de los docentes, 60.9% de los planteles y 65.5 de la matrícula; señala el mismo documento que el 95.6% de este recurso se destinó al pago de recursos personales y el 4.4% a gastos de operación.

De igual manera se encuentra una solicitud de aclaración donde se pide al gobierno del estado de Baja California Sur que aclare y proporcione la documentación y registro contable, ejercicio y aplicación de 38 millones 845 mil pesos que fueron retenidos y no fueron enterados al ISSSTE. El documento contiene otra solicitud de aclaración en los mismos términos, pero esta vez por 83 millones 929 mil pesos que fueron retenidos y no enterados al ISSSTE.

c1

Se establecen también afectaciones a la hacienda pública federal de 303 mil pesos por intereses moratorios por haber realizado pagos extemporáneos al SAR, 275 mil pesos de intereses moratorios por pagos extemporáneos al ISSSTE, 1 millón 602 mil pesos por de intereses por pagos extemporáneos de ISR.

La ASF señala 446 pagos indebidos a 118 trabajadores comisionados al sindicato por 34 millones 528 mil pesos; la SEPBCS realizó 1070 pagos a 212 trabajadores por 3 millones 322 mil pesos posteriores a la fecha de su baja o durante la vigencia de su licencia sin goce de sueldo. Realizó pagos a 2,283 trabajadores por 39 millones 998 mil pesos por conceptos de bonos y compensaciones no financiables con recursos del fondo (FAEB). Se pagó 1 millón 103 mil pesos a 7 trabajadores en categorías con funciones no financiables. En la irregularidades detectadas durante el ejercicio del 2012 también se establecen pagos por 18 millones 278 mil pesos a trabajadores en centros no financiables y 3 millones 896 mil pesos a 23 trabajadores en un centro de trabajo no localizado en el catálogo general de centros de trabajo.

2013

Para el 2013 la Tesorería de la Federación transfirió recursos al estado por 32 millones 596 mil pesos para el programa de Escuelas de Tiempo Completo, de los cuales 26 millones 304 mil pesos no fueron devengados al 31 de diciembre de ese año, ni tampoco fueron reintegrados a la TESOFE, por lo que la auditoría correspondiente señala un daño o perjuicio a la Hacienda Pública Federal por el mismo monto.

Este mismo año fueron transferidos recursos federales para el programa de Subsidios para Centros de Educación por 940 millones de pesos, de los cuales 617 millones 817 mil pesos fueron ejercidos en el pago de nómina, 235 millones 215 mil pesos en gastos de operación, 63 millones 928 mil pesos en obra pública y subsidios a escuelas por 23 millones de pesos, los cuales fueron ejercidos en su totalidad, sin embargo, las comprobaciones correspondientes a estos recursos fueron hechas con otras fuentes de financiamiento ajenas al programa, por lo que se determinó que de no comprobarse el ejercicio de los recursos de este programa en un plazo determinado por la ASF, tales recursos tendrían que ser reintegrados a la federación, integrando a estos, como en todos los casos, los rendimientos financieros que éstos generaran desde su disposición en la cuenta hasta su reintegro a la Tesorería de la Federación.

c2En lo que corresponde al FAEB durante el 2013 la ASF realizó la auditoría correspondiente, en esta se da cuenta de que la SEPBCS realizó pagos indebidos por 21 millones 584 mil pesos a 53 trabajadores comisionados a la sección 3 del S.N.T.E. adscritos a diversos centros de trabajo. También se pagaron 52 millones 874 mil pesos que se pagaron a trabajadores federales por concepto de prestaciones estatales convenidas por el Gobierno del Estado con la Sección Sindical, los cuales de igual manera debieron ser reintegrados a la TESOFE. Se indica que se pagaron 362 mil pesos por conceptos que no corresponden a los objetivos del fondo como el pago al Seguro Popular y no se encontró documentación comprobatoria de gastos por 2 millones 491 mil pesos.

Otro recurso de este ejercicio que es reclamado por la federación a través de la ASF, son 33 millones 876 mil pesos que fueron pagados a 98 trabajadores con más de una plaza sin que se haya presentado la documentación correspondiente a la compatibilidad de empleo. En las visitas de inspección física que se realizaron como parte de esta auditoría, se visitaron 153 centros de trabajo, en 16 de ellos el personal directivo no identificó a 26 trabajadores, a quienes se les pagaron 3 millones 483 mil pesos, causando un perjuicio a la Hacienda Pública Federal. En estas mismas visitas se da cuenta de que 12 trabajadores que solicitaron su cambio de adscripción no se encontraban en su nuevo centro de trabajo, los cuales devengaron cobros por 2 millones 581 mil pesos sin que la SEPBCS acreditara su situación laboral.

Las visitas a los centros de trabajo arrojaron asimismo que en 7 de los 153 planteles visitados existían 8 trabajadores registrados en nómina como docentes frente a grupo se encontraban en realidad comisionados con cargos y funciones distintas a las registradas en la estadística de la SEPBCS, sin que se acreditara su situación laboral, por lo que los 2 millones 527 mil pesos que cobraron debieron ser reintegrados a la TESOFE.

Tenemos entonces que solo en dos programas destinados a la educación y con auditorías que en ocasiones solo revisan una parte del total de los montos asignados, la ASF detectó en estos dos años, manejos irregulares, cuando no plenamente ilegales, en 1 mil 312 millones 161 mil pesos por parte del Gobierno del Estado de Baja California Sur y la Secretaría de Educación Pública; la Auditoría Superior de la Federación emite estos informes finales ya que han sido recibidas las aclaraciones pertinentes por parte de las entidades fiscalizadas, y es la cuarta entidad que revisa dichas cuentas, quienes tienen obligación y facultades para revisar el ejercicio presupuestal es el órgano interno de la entidad pública que ejerce estos recursos, en este caso, el órgano de control interno de la SEP, la Contraloría del Gobierno del Estado y el Órgano de Fiscalización Superior que depende del Congreso del Estado, quien aprobó ambas cuentas por considerar que se habían ejercido los recursos públicos de manera razonable.

Responder

Tu e-mail no seá publicado.