Subutilizado el nuevo hospital del ISSSTE revela su flamante delegado
El encargado de la delegación dijo haberse encontrado con una clínica en movimiento y trabajando.
El encargado de la delegación dijo haberse encontrado con una clínica en movimiento y trabajando.

El nuevo hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en La Paz, opera al 70%, su área de rehabilitación se encuentra subutilizada, no se haya en funciones uno de sus tres quirófanos, el Banco de Sangre ha sido clausurado, treinta de sus camas no están en servicio y necesita alrededor de 130 enfermeras, y otro tanto de médicos especialistas, para ofrecer un servicio completo, reveló el día de ayer el nuevo delegado en Baja California Sur (BCS) de la institución, Rafael Padilla Ibarra.

El encargado de la delegación dijo haberse encontrado con una clínica en movimiento y trabajando. A pesar de las revelaciones que realizara, aseguró no haberse percatado de “rezagos” en el funcionamiento del nosocomio y aseveró que el problema en el abastecimiento de medicamentos ha sido resuelto gracias al nuevo sistema de suministro, el cual se basa en el convenio con empresas privadas distribuidoras de medicamentos, lo que no causará un dispendio económico, a futuro, mayor en los derechohabientes. El ISSSTE cuenta con el 97% de su inventario farmacológico, apuntó. El principal reto, sostuvo, es “construir” el nuevo hospital, transformarlo de “casa” a “hogar”.

Padilla Ibarra indicó que el Banco de Sangre continúa clausurado, toda vez que la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) hizo ver que no cuenta con las licencias necesarias para operar, que el encargado de esta área no ha recibido actualizaciones ni capacitaciones en más de tres años y que uno de los laboratorios que provee de reactivos al Banco los conminó a utilizar sangre caducada. Las autoridades no dieron cumplieron con el plazo de ley para que la clínica subsanara estas y otras 27 observaciones, lamentó.

Finalmente, señaló que para que el nuevo hospital del ISSSTE funcione correctamente es necesario ocupar cerca de 130 plazas de enfermería, así como que los sindicatos y los directivos deberán promocionar, entre los afiliados y sus trabajadores, el uso de las nuevas tecnologías y espacios con los que cuentan, para que estos no continúen siendo subutilizados.

Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Inline Feedbacks
View all comments