Considera el hotelero Ernesto Coppel.

“Solos y humillados” dejó AMLO a los empresarios

Los Cabos, Baja California Sur .- “Solos, abandonados, vilipendiados, bocabajeados, humillados por un presidente de la República grosero”, así consideró el empresario y dueño de los Pueblo Bonito, Ernesto Coppel Kelly quedaron los empresarios ante el trato recibido de parte de Andrés Manuel López Obrador.

Así se expresó el empresario en una reunión organizada por la Confederación Patronal de la República Mexicana; donde aseguro que “Andrés Manuel López Obrador no hay quien le diga la verdad, su gente no se va a animar nunca, entonces, él manda.”

“Y como no tiene ni idea de lo que es el turismo y las empresas, no nos va a ayudar, ni nos ha ayudado ni nos ayudará, al contrario, está azuzando a la raza contra nosotros, eso es lo que me molesta”, señaló el empresario Ernesto Coppel.

En la reunión sostenida con empresarios de Mazatlán, el dueño de los Hoteles Pueblo Bonito, ubicados en el municipio de Los Cabos y el estado de Sinaloa, señaló “lo que hace el Presidente de la República es una falta de respeto total, pero nadie se anima a decírselo, entonces nosotros, como empresarios tenemos que rascarnos con nuestras propias uñas”.

Al respecto, dijo que cuando los hoteles vuelvan a abrirse para recibir a los huéspedes, debe haber un protocolo formal que todos sigan y apliquen para evitar el menor número de contagios posibles de coronavirus.

“En Los Cabos, estamos preparados para recibir huéspedes el 15 de junio, imposible hacerlo antes, el turismo no se va a reactivar de un día para otro, sino gradualmente. Y para que nos vaya bien a todos, debe haber una coordinación total, entre prestadores de servicios turísticos, gobiernos estatal y municipal, aeropuerto, mercados y todos los lugares donde va a haber gente para evitar que mientras unos hacen las cosas bien, otros las hacen mal, lo que se quiere es que el contagio de coronavirus sea el menor posible, el protocolo debe ser formal”, expresó.

Sobre el futuro que se vislumbra rumbo al regreso de las cadenas hoteleras a la operación, sobre todo en los lugares turísticos, que son de suma importancia, Coppel Kelly dijo “si los hoteleros y restauranteros se dan cuenta que no les saldrán las cuentas teniendo ocupación de 40 por ciento, será necesario bajar personal y gastos; comprar solo lo esencial y, si es posible, renegociar las deudas para tener flujo de efectivo hasta que de nuevo las empresas logren consolidarse o si no, pues cerrar; solo hay esas dos alternativas”.

¡Comparte!

* * *