Sobreviven con una sola toma de agua, 28 familias en la Ampliación Navarro Rubio
Veintiocho familias sobreviven con una sola toma de agua para satisfacer todas sus necesidades y no existe verdadera certidumbre para los colonos de que sus terrenos se regularicen.
Veintiocho familias sobreviven con una sola toma de agua para satisfacer todas sus necesidades y no existe verdadera certidumbre para los colonos de que sus terrenos se regularicen.

Los colonos de la Ampliación Navarro Rubio esperan tan sólo a que a se les otorguen sus correspondientes claves catastrales. Sin embargo, después de reuniones con autoridades municipales que han visitado la colonia y de notar la presencia de funcionarios de la pasada administración, sus expectativas se nublan. Movimiento Antorchista de Baja California Sur ha sido gestor de los colonos, a pesar de que la actual administración municipal les ha recomendado separarse de tal influencia. Lo cierto es que veintiocho familias sobreviven con una sola toma de agua para satisfacer todas sus necesidades y no existe verdadera certidumbre para los colonos de que sus terrenos se regularicen.

La diputada local por el I Distrito, Marisela Ayala Elizalde, comenta que ha tenido reuniones con los vecinos, pero que jamás le han expresado su necesidad de servicios ni su necesidad de tener los títulos de la tierra donde viven. “Hay que revisar la situación de los lotes, si son particulares, a quién pertenecen”, explica.

Por su parte, Rosalino Hernández Gómez, líder estatal del Movimiento Antorchista, muestra un plano, sellado por el ayuntamiento de La Paz, que seguramente no conoce la diputada, pues en él se muestra lotificado el predio Ampliación Navarro Rubio. Es decir, que el ayuntamiento ha realizado estudios topográficos y catastrales, obteniendo como resultado que el terreno es propiedad de ellos y no se encuentra en terreno federal, ya que las casas se hayan a cerca de seis metros de las mojoneras que delimitan ambas zonas, municipal y federal.

Los habitantes compraron los lotes a quienes se los ofreció ya desmontado, sabiendo que no eran dueños, pero buscando asegurar el patrimonio familiar, desembolsando apenas tres mil, dos mil y hasta mil pesos. Para obtener el servicio de agua con el que cuentan ahora, luego de echar sus casas abajo para construirlas de nuevo a la distancia que el municipio les sugirió, para ofrecerles los servicios básicos –una toma de agua a las faldas de un cerro para abastecer a 28 familias-, el Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOMSAPAS) les propuso que ellos limpiaran la zona si querían recibir servicio. Dos casas, ambas sobre la vertiente de un arroyo, lo recibieron. Las 28 casas de la Ampliación Navarro Rubio aún esperan, pues el Organismo dice que la presión no será suficiente, lo que se pone en duda cuando desde la misma colonia puede verse el Pedregal, donde existe flujo de agua para cientos de familias.

Después de depuesta la incertidumbre de la posesión de las tierras y la altura de la Ampliación, se les han puesto trabas por ser una zona de riesgo, pues a 10 metros de las casas hay un arroyo, sin embargo, como se ha mencionado, actualmente hay dos casas que gozan del servicio de agua potable y se encuentran mucho peor situadas. En caso de ser necesario, el Movimiento Antorchista propone solicitar recursos federales pronto para que entren en el presupuesto de egresos de la federación, a través de la diputada federal, Maricela Serrano Hernández, quien apoya al Movimiento, y construir barreras de contención en la zona federal, no obstante, al ayuntamiento de La Paz no le parece tan buena idea.

Los pocos avances que se lograron en la administración pasada, explica Hernández Gómez, la ex regidora Manuela de Jesús Ruiz Alucano, presidenta de la comisión  de Obras Públicas, Asentamientos Humanos, Catastro y Registro Público de la Propiedad, se los adjudicó indebidamente, para pedir un permiso de inasistencia un día antes del cambio de gobierno, entregando así escritorio en blanco.

En cuanto a antiguos funcionarios que siguen en la administración municipal, se encuentra Juan Valenzuela, informa el líder antorchista, ex subdirector de Desarrollo Municipal y parte de los militantes de Convergencia que traicionaron a su partido para pasarse a las líneas de Partido Revolucionario Institucional (PRI) cuando lo creyeron más conveniente.

Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Inline Feedbacks
View all comments