Se adelantó el buen fin político de Marcos Covarrubias

El gobernador sudcaliforniano, que había inaugurado obras en Loreto esa misma tarde ya estaba cenando con Cordero por la noche y ayer viernes por la mañana no asistió a la toma de protesta de la sección La Paz del Sindicato de Burócratas a la cual envió a su director de Recursos Humanos.
El gobernador sudcaliforniano, que había inaugurado obras en Loreto esa misma tarde ya estaba cenando con Cordero por la noche y ayer viernes por la mañana no asistió a la toma de protesta de la sección La Paz del Sindicato de Burócratas a la cual envió a su director de Recursos Humanos.

Se le pudo ver la noche del jueves acompañando a su exsecretario de Hacienda favorito

Pese a que las cuestiones políticas no son respondidas por el gobernador del estado a reporteros locales, Marcos Covarrubias no escatimó en asistir la noche del jueves a un evento a alzarle la mano al aspirante panista a la candidatura a la Presidencia de la República Ernesto Cordero Arroyo.

En un evento que tuvo lugar en el suntuoso edificio colonial que alberga el Museo Interactivo de Economía en el Centro Histórico de la Ciudad de México, Cordero dijo que él no va a ceder en sus aspiraciones a gobernar el país lo cual fue vitoreado por sus amigos.

Esto sucedió el jueves pasado por la noche cuando Ernesto Cordero presentó su programa de trabajo a medios de comunicación e invitados especiales a los que presumió el apoyo de gobernadores panistas que acudieron, solícitos a la velada.

“No solamente necesitamos un Gobierno Federal comprometido con el cambio de México. Necesitamos también autoridades locales comprometidas con las familias mexicanas, como lo hacen todos los días nuestros gobernadores Padrés, Covarrubias, Oliva, Moreno Valle, Lupillo, Emilio y Adame” dijo en el refiriéndose a los gobernadores de Sonora, Baja California Sur, Guanajuato, Puebla, Baja California, Jalisco y Morelos respectivamente.

El gobernador sudcaliforniano, que había inaugurado obras en Loreto esa misma tarde ya estaba cenando con Cordero por la noche y ayer viernes por la mañana no asistió a la toma de protesta de la sección La Paz del Sindicato de Burócratas a la cual envió a su director de Recursos Humanos.

Mientras el Gobernador se ha reservado “el derecho” de no hacer declaraciones de índole político, esto sí ha sucedido en otros estados de la República en los que acostumbra hacer proselitismo sobre todo los fines de semana.

El lunes pasado, momentos antes de iniciar los trabajos de la construcción del Centro de Convenciones de Los Cabos se congratuló del profundo apoyo incondicional que el presidente Felipe Calderón ha manifestado para el estado, pero no quiso declarar nada en torno al complicado resultado que se manejaba en ese momento en la apretada elección de Michoacán donde la hermana del presidente recibió en repetidas ocasiones la “acuerpada” del mandatario sudcaliforniano a la que incluso llamó “mujer con pantalones”.

Si bien ya no es sorpresa que el gobernador lleve a cabo actividades políticas a deshoras, si lo es que se de sus escapadas nocturnas a media semana para apoyar a quien llamó en su reciente visita a Baja California Sur, “un amigo de todos los sudcalifornianos”.

Responder

Tu e-mail no seá publicado.