“Por motivos de salud” deja la Procuraduría General de Justicia

Renuncia Gamill Arreola
Gamill Arreola
Gamill Arreola en un documento, hace saber al Gobernador Marcos Covarrubias Villaseñor que su renuncia obedece a la necesidad de “atender de tiempo completo su recuperación física”.

La Paz, Baja California Sur.- El Procurador de Justicia Estatal, Gamill Arreola Leal solicitó, este lunes, su separación del cargo “por motivos de salud”.

El abogado del estado en un documento, hace saber al Gobernador Marcos Covarrubias Villaseñor que su renuncia obedece a la necesidad de “atender de tiempo completo su recuperación física”.

Como es de todos conocido, Gamill Arreola sufrió un accidente carretero en junio del año pasado que lo ha mantenido intermitentemente alejado de su función como procurador de Justicia, responsabilidad que actualmente recae de manera interina en Martha Cecilia Garzón.

En el texto entregado al Ejecutivo en el propio domicilio del abogado, Arreola establece que “luego de analizar de manera precisa y conjunta con los médicos que atienden mi situación de sobra conocida, he tomado la decisión de declinar al honroso cargo de Procurador General de Justicia del Estado que desde mayo de 2011 he venido desempeñando”.

Al recibir el documento, Covarrubias Villaseñor reconoció el trabajo del hasta hoy Procurador y alabó “la dedicación y entrega” de Gamill Arreola, en los primeros tres años de esta administración durante los cuales la PGJE “tuvo avances sustanciales en la mejora de sus procesos, equipamiento, capacitación y atención a la ciudadanía”.

Finalmente, el Jefe del Ejecutivo adelantó que “revisará los perfiles más adecuados” para integrar la terna que enviará al Congreso Estatal para el nombramiento del nuevo titular de la institución en tanto, Martha Cecilia Garzón López continuará como encargada de despacho.

El hasta hoy Procurador de Justicia Estatal, en una carta dirigida “Al pueblo y gobierno de Baja California Sur”, cuyo contenido presentamos íntegro, señala que su salida de la PGJE no obedece a «falta de voluntad, ni de capacidad intelectual para seguir realizando esta ardua y comprometida tarea» sino motivado por su quebrantada salud luego del accidente carretero sufrido en junio del año pasado. He aquí el documento:

Desde el inicio de la presente administración de Gobierno y con el propósito de no volver a tiempos del pasado reciente, en la Procuraduría General de Justicia del Estado se retomó el rumbo firme, ciñendo su actuación a lo ordenado en el Marco Legal y el Estado de Derecho que deben prevalecer siempre en nuestra entidad.

No olvidemos que una de las funciones esenciales de la Procuraduría General de Justicia es la investigación y persecución de delitos, conductas éstas que son reprochadas por la sociedad, en virtud de agredir al orden público, la armonía social y el bienestar general.

Es mi obligación moral de ciudadano, mi responsabilidad de funcionario público y mi deber de sudcaliforniano, privilegiar en todo momento el interés de mi Estado, Baja California Sur, y el de sus instituciones, las cuales deben de continuar fortaleciéndose día a día,  trabajando en forma continua y permanente de manera comprometida, como actualmente lo es; y debe seguir la Procuraduría General de Justicia cumpliendo los nobles propósitos para los cuales fue creada, mismos que se encuentran señalados en su Ley interna, velando siempre por los intereses de la sociedad sudcaliforniana; intereses que desde luego,  están por encima de cualquier situación de índole personal.

Es por ello, en reciprocidad a esta bella y noble tierra de Baja California Sur, que desde 1989 ha sido mi hogar y que sólo me ha brindado calidez y generosidad, que debo seguir privilegiando el interés público, así como ejercer mi responsabilidad de funcionario, con lealtad a la Procuraduría General de Justicia, al Estado y sus Instituciones. También es mi obligación moral, el que la incierta e indefinida presencia física en el despacho como titular de la Procuraduría, no llegue a afectar el desempeño de la misma.

En consecuencia, una vez que lo analicé de manera precisa y conjunta con los médicos que atienden mi situación de sobra conocida, he tomado la decisión de declinar al honroso cargo de Procurador General de Justicia en el Estado que desde mayo de 2011 he venido desempeñando, y debo manifestar que esta decisión en ningún momento ha sido por falta de voluntad, ni de capacidad intelectual para seguir realizando esta ardua y comprometida tarea, sino, lamentablemente, obligado por las circunstancias de mi estado actual, como consecuencia del riesgo de trabajo sufrido por accidente carretero sucedido en junio del año  pasado, cuyas secuelas no me permiten desempeñarme en el cargo al cien por ciento, como ha sido siempre mi deseo.

Por tanto, agradezco y reitero mi lealtad y afecto al señor Gobernador, Licenciado Marcos Alberto Covarrubias Villaseñor, quien me distinguió al invitarme a formar parte de su equipo de trabajo, así como demás muestras de solidaridad que tuvo para conmigo. Lo mismo para mis compañeros de Gabinete y amigos del Gobierno Estatal.

Al Congreso del Estado, quien me eligió Procurador General en términos de nuestra Constitución Local, mi reconocimiento y gratitud.

En particular, quiero reconocer y agradecer a todo el personal de la Procuraduría General de Justicia, su trabajo y esfuerzo comprometidos cumpliendo con sus tareas por el bien de nuestro Estado.

 Al Gobierno Federal, a nuestras fuerzas armadas, Ejército y Marina, así como a los Gobiernos Municipales, mi agradecimiento y reconocimiento por la coordinación de esfuerzos demostrado en las tareas de mantener la seguridad de Sudcalifornia

A los reporteros y amigos de los distintos medios de comunicación que han estado atentos al trabajo realizado por la Procuraduría General de Justicia, les manifiesto mi gratitud.

A mis amigos y amigas, pero en especial a mí familia, mis hijas e hijos, que con sus constantes muestras de amor, sacrificando tiempo y espacio siempre me dieron su apoyo y fortaleza para seguir adelante, en particular a Sandra mi inseparable compañera  y la mujer que amo, que con su incondicional amor ha hecho que la carga de trabajo en ésta etapa de mi vida haya sido más ligera.

Pero en especial, al pueblo noble y generoso de Baja California Sur, que me brindó la oportunidad y el honroso nombramiento de Procurador General de Justicia, siempre mi gratitud y orgullo de haberle servido.

Por todo lo anterior y a todos, sólo me resta decir ¡GRACIAS! 

LIC. GAMILL ABELARDO ARREOLA LEAL.

Responder

Tu e-mail no seá publicado.