“Pero es sólo una recomendación”, aclara el Presidente.

Que se audite a administraciones salientes, pide AMLO a Gobernadores electos

La Paz, Baja California Sur.- A auditar a los gobernadores salientes conminó el presidente Andrés Manuel López Obrador a los mandatarios electos de la 4T que en septiembre próximo tomarán posesión de sus cargos.

Aunque el mandatario federal aclaró que “es decisión de cada quien y que se deslinden responsabilidades sin afán de venganzas”.

A pregunta de una reportera que en la mañanera le preguntó “la semana pasada usted pidió a los gobernadores electos que no sean tapaderas de sus antecesores. La mayoría de los que van a entrar en funciones son gobernadores de Morena, entonces ¿usted les pediría a ellos que investiguen, auditen a sus antecesores, sean de partido que sean para que no les afecte si dejan alguna irregularidad, presidente?

“Sí, sí, yo recomendaría eso, que se hagan auditorías”, respondió López Obrador.

“Si no nada más para que la ciudadanía esté informada de cómo entregan, cómo está la situación de la deuda, no sólo la deuda formal contratada con bancos, sino la deuda a proveedores, los sueldos, el pago a los trabajadores, todo un informe completo y, si hay irregularidades, a la fiscalía y ya es la autoridad competente la que va a resolver, no ellos”, aclaró.

“Los que están terminando recibieron, posiblemente, irregularidades, hubo desfalco, no dijeron nada, lo asumieron y parte de la crisis actual es lo que se viene arrastrando de tiempo atrás. De modo que sí es necesario el que se hagan los avalúos, los cortes, las evaluaciones, sí lo considero”.

“Pero es también una recomendación, porque nosotros no tenemos autoridad”, insistió.

“Los municipios, los estados son libres, son soberanos, tienen autonomía, para eso son los congresos locales, los tribunales superiores de justicia. Somos una República federal, no centralista, entonces eso corresponde a las autoridades locales. Es sólo una opinión, porque sí se debe de cuidar”, añadió.

Finalmente, López Obrador consideró que “hubo muchos rezagos, mucho saqueo, era normal robar, llegaban y tenían que saquear, tenían que robar y no había ningún problema porque el que entraba los protegía, era tapadera; pero ya llegó a su límite ¿no?, ya es una situación diferente, distinta”.

“Entonces, es una recomendación buena el que hagan las cuentas”, concluyó.

Responder

Tu e-mail no seá publicado.