Por abuso, denuncian penalmente al director de la Ministerial
Denuncia al director de la PM
El denunciante es Joel Alejandro Soto Segoviano, dice haber sido golpeado y privado de su libertad durante más de 24 horas por elementos de la Policía Ministerial del Estado.

La Paz, Baja California Sur.- Por abuso de autoridad, lesiones y “lo que resulte”, fue denunciado ante el Ministerio Público del Fuero Común Investigador Especializado en Delitos Cometidos por Servidores Públicos el director de la Policía Ministerial en el Estado. El número de averiguación previa es 472/4/13.

 El denunciante es Joel Alejandro Soto Segoviano, quien dice haber sido golpeado y privado de su libertad durante más de 24 horas por elementos de la Policía Ministerial del Estado y por el propio director de la corporación. En su denuncia Soto Segoviano jamás ofrece ningún nombre, mas asegura que quienes atentaron contra él fueron altos mandos.

 Narra que la noche del pasado11 de julio, al escuchar detonaciones de arma de fuego, se percató de una discusión que ocurría fuera de su casa entre un tío suyo, Sergio Segoviano Cruz, y un grupo de personas a bordo de un Nissan Sentra. Después de llamar al 066 para solicitar ayuda policíaca y de una serie de persecuciones en donde dice haberse percatado de que el grupo de hombres a bordo del vehículo que amedrentaba a su tío eran policías ministeriales, es cuando empezó su infierno.

 “Al llegar a la calle Victoria me percato de que ya estaban varias patrullas de distintas corporaciones, como lo son la policía municipal, estatal, ministerial, y posteriormente llegaron también elementos del Ejército Mexicano, diciéndoles a los elementos de la policía ministerial que ya no dispararan sus armas, cuando de repente uno de ellos, al parecer tripulante de la patrulla 143, me apunta con su arma preguntándome ‘¿ah, tú andabas con ellos?’, a lo que respondí que no, que yo había sido el que había pedido el apoyo. Haciendo caso omiso de mi respuesta,  alrededor de siete elementos de la Policía Ministerial, los cuales reconozco plenamente sin temor a equivocarme, se me lanzaron a golpes, golpeándome en todo el cuerpo, reventándome el labio, causándome un moretón en el brazo derecho y otro moretón en la pierna izquierda”.

 Su madre, María del Carmen Segoviano Cruz, pertenece a la Policía Ministerial, y gracias a que un elemento lo reconoció como su hijo, dejaron de golpearlo, sin embargo aún así fue sometido, esposado y detenido. Joel Alejandro, indignado por la muestra animal del comportamiento más que común de estos agentes, les advirtió que los denunciaría, palabras que encendieron las cabezas de los ministeriales para volver a su estado bestial y homosexual de nuevo, amenazando al golpeado y sometido hombre con violarlo.

 “Al escuchar los agentes de la Policía Ministerial mi comentario, el cual causo enojo en ellos, dio origen para que un agente, el cual tripulaba la unidad número 144, de estatura media, robusto, blanco, con cabello corto y pelirrojo, quien traía bigote y barba de candado, mismo agente con quien me había entrevistado anteriormente, me dijera ‘cálmate a la verga y bájale de huevos pinche morro’ […] Después de esto, me bajan de la unidad para llevarme con el director de la Policía Ministerial del Estado, ignorando su nombre, pero sé que es el director porque minutos atrás, mientras me tenían esposado arriba de la unidad 143, había llegado mi mamá, María del Carmen Segoviano Cruz, y como ella trabaja en la Policía Ministerial del Estado me dijo que ahorita iba a hablar con el director de la policía Ministerial del Estado, señalándomelo, a quien identifiqué plenamente, puesto que andaba vestido de civil, para aclararle este malentendido. Sin embargo me llevaron a mí solo con el director y al llegar con él me pregunta que dónde estaba mi pariente, a lo que respondo que no sé, puesto que yo no andaba con él, y sin dejarme hablar me dijo ‘vas a valer verga pinche malandro de mierda’, y remató amenazándome con que me iba a ‘hundir en el bote’. Luego de eso el director de la Policía Ministerial del Estado da las órdenes a los elementos policiacos de que me trasladen a las oficinas de dicha corporación policiaca y una vez constituido allí y esperar a entrar a que me revise el médico legista, los elementos de la unidad 143 en tono burlesco me dicen ‘por pendejo y por metiche te metiste en un broncón’. Otro de ellos dice ‘es verdad, está gratis en esta bronca’, haciéndome amenazas como ‘te vamos a meter la verga’.

 Joel Alejandro permaneció en el edificio de la Policía Ministerial desde que fue detenido, cerca de la media noche del 11 de julio, y lo mantuvieron incomunicado hasta el mediodía del 13 de julio, cuando fue visitado por su abogado y su hermana.

¡Comparte!

* * *

Subscribe
Notify of
guest
10 Comments
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments