Necesario reformar las leyes de contratación señala el Sindicato de Burócratas

Nóminas infladas, la causa de los problemas de los Ayuntamientos
Maximino Iglesias Caro
El problema financiero de los Ayuntamientos locales se debe, principalmente a las nóminas infladas, señala Maximino Iglesias Caro.

La Paz, Baja California Sur.- El problema financiero de los Ayuntamientos locales se replica en todo México, y la principal causa son las nóminas infladas, señala Maximino Iglesias Caro, dirigente del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado, los Municipios e Instituciones Descentralizadas de Baja California Sur (SUTSPEMIDBCS).

“Si no nos alcanza la cobija, pues no podemos seguir siendo más”, reconoce el líder sindical, mostrando que los burócratas agremiados no han aumentado en los municipios de Baja California Sur (BCS) ni en el propio gobierno estatal, sino que son los compromisos políticos de los gobernantes lo que ha engrosado las nóminas.

A fin de combatir esta situación, señala Iglesias Caro, el SUTSPEMIDBCS ha buscado unirse a la federación de sindicatos, además de presionar para aplicar el Servicio Civil de Carrera, no obstante, muestra, lo realmente necesario es reformar las leyes de contratación de los gobiernos a través de los Congresos, pero los diputados no han tomado el asunto en sus manos.

“El setenta por ciento deben ser soldados y el treinta por ciento los generales, en una administración, pero nosotros aquí estamos al revés, estamos doblados. Por el Gobierno del Estado tenemos cuatro mil seiscientos once trabajadores, de los cuales mil quinientos treinta son sindicalizados, y en todas las administraciones hay eso. Nuestros compañeros sindicalizados se prepararon, terminaron carreras como profesionistas y en varias áreas los tenemos. Estamos haciendo esa bolsa para hacerle la propuesta al patrón, pero no como lo hacíamos anteriormente, de manera política, que se apoyaba a un candidato y nos daba las posiciones, como lo hizo Víctor Castro, que nos dio Recursos Humanos, que nos dio el agua y situaciones de ese tipo, y no funcionó, porque el compañero que se fue al puesto a veces era de confianza y era sindicalizado cuando le convenía, entonces tendrá que ser que se vaya con permiso a la plaza, para que tenga certidumbre de regresar a su puesto cuando termine la administración, pero tampoco haga antigüedad en ese interinato”.

Por otro lado, Iglesias Caro recuerda que en el mes de abril termina legalmente su encargo como dirigente sindical, luego de su periodo ampliado de dos años, sin embargo, recuerda, debido a que ostenta cargos federales y que las administraciones municipales y la estatal durarán un año y medio más, será el Consejo del sindicato de burócratas quien decidirá si permanece o no, a fin de no afectar al propio gremio iniciando campañas que podrían viciarse debido al entorno político.

Responder

Tu e-mail no seá publicado.