No hay presupuesto suficiente para el combate a la Trata de Personas, señala el Procurador

Arreola Leal

La Paz, Baja California Sur.- La Trata de Personas no puede combatirse sin presupuesto. Una cosa son las ideas y otra cosa son las acciones, esbozó el titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Gamill Arreola Leal.

Esto luego de la visita a La Paz de la exdiputada federal y presidenta de la asociación civil Unidos Contra la Trata, Rosi Orozco, donde ésta solicitó a las autoridades sudcalifornianas que “antes de que nos digan cuánta droga han incautado, antes de que nos digan cuántos automóviles recuperan”, informen “cuántos seres humanos rescatan de las garras de la delincuencia”, refiriéndose en particular al delito de Trata de Personas.

El procurador Arreola Leal indicó que en los municipios de Los Cabos y Mulegé hay casos que requieren de atención, aunque a veces pueden ser confundidos con corrupción de menores.

Con la visita de la exdiputada se instaló en la delegación sudcaliforniana de la Procuraduría General de la República (PGR) la “Mesa especializada de delitos para prevenir, sancionar y erradicar los delitos en materia de trata de personas y para la protección y asistencia a las víctimas de estos delitos”, y durante la instalación el delegado en la entidad de la PGR, José Bernal Romero, aseguró que lamentablemente la PGJE no cuenta con ninguna denuncia por el delito de Trata de Personas, aunque en Los Cabos se identifican mínimamente seis giros negros.

“Tenemos que investigar”, dijo el delegado, “pero no tenemos que detener para luego investigar, tenemos que investigar para detener, y no cometer abusos, en los que muchas veces se llega a incurrir”.

Ante esto, Arreola Leal contestó que, si bien, la PGJE no ha hecho nada, “¿qué ha hecho la PGR?”.

Rosi Orozco realizó un llamado al gobernador del estado “a demostrar su interés por el tema” destinando “por lo menos el tres por ciento del presupuesto […] a combatir la trata de personas” en Baja California Sur (BCS), logrando “que se capaciten ministerios públicos, jueces, así como toda la parte de policía estatal y municipal para perseguir el delito en materia de trata de personas”, lo exhortó a “tener un número único de atención a las víctimas de trata” y a “lograr de mano de la sociedad civil un refugio, o varios refugios, donde atiendan a las víctimas de este delito”.

Esto, al procurador de BCS le parecen “buenas ideas”, pero señala que “hay que ser realistas”, ya que “la Ley General para la Trata de Personas prevé una serie de atenciones especializadas, becas de trabajo, becas educativas, atención psicológica, atención clínica, médica y demás”, lo cual sólo es apto para “economías de primer mundo”.

“Sucede también una realidad y lo voy a decir muy claramente, sin que signifique confrontación”, manifestó por último Arreola Leal, “a veces, la verdad, al momento de legislarse, son buenas ideas, son buenas ideas a veces las que quedan plasmadas en la ley y obviamente se dan ideas a mejorar como ciudadanía, pero a veces se olvida el tema de con qué lo vamos a hacer, los dineros es lo que estoy diciendo, los presupuestos, entonces, a veces se legisla y se imponen obligaciones legales y hay más compromisos y más compromisos, pero el presupuesto de cómo hacerlo, de con qué hacerlo, a veces no se prevé y es una situación que como ciudadano dices ‘bueno, es tú obligación’, ‘sí lo entiendo, es mi obligación, pero también tú me diste esta facultad, dame los medios para cumplir’, entonces, a veces eso no sé ve dentro del proceso de legislar”.