Nada se ha hecho sobre la denuncia contra la mina submarina de fosfatos en San Juanico

Negocios por abajo del agua
minafosfato
Científicos e investigadores advierten que el dragado de fosfato no se ha autorizado en ninguna parte del mundo debido “a las catastróficas consecuencias ambientales y económicas” que afectarían a los ecosistemas marinos así como los sectores de turismo, pesquero y social.

La Paz, Baja California Sur. – Poco se ha hecho en torno a la denuncia que representantes del Consejo Consultivo Núcleo ante la SEMARNAT hicieran llegar a autoridades ambientales para evidenciar los trabajos de dragado que la empresa “Exploraciones Oceánicas, S.a.de C.V.” está realizando en aguas de San Juanico para aprovechar el fosfato, actividades que presuntamente han causado la muerte de distintas especies marinas entre ellos las tortugas golfinas.

Además, no existe una manifestación de impacto ambiental que garantice el correcto funcionamiento de la mina submarina en apego a la normatividad en materia de protección al entorno.

La empresa “Exploraciones oceánicas, S.A.de C.V.” ,como señala el documento que a mediados del mes pasado se hizo llegar al Procurador Federal de Protección al Ambiente, Guillermo Haro Bélchez, cuenta ya como un permiso para operar por parte de la Secretaría de Economía y comprende del 28 de junio del 2012 al 28 de junio del 2062, para operar en la zona buques de dragado que remueven hasta tres metros de fondo marino en una superficie de 268.328 hectáreas para la explotación de fosfato y verter el resto en el océano de nuevo sin ninguna maniobra de mitigación, en la bahía de San Juanico en el municipio de Comondú.

Como lo informamos oportunamente, los pescadores del Puerto Chale denunciaron haber visto a una embarcación de “Exploraciones Oceánicas” a tan sólo 80 millas de la costa operando desde diciembre del 2012 a marzo 2013, lo cual fue aceptado por la misma empresa quienes reunieron en Ciudad Constitución a los habitantes de la zona para informarles que estaban operando allí.

La preocupación de pobladores y de la comunidad científica estriba en que en Bahía Magdalena, entre febrero y marzo del 2013, los pescadores encontraron delfines y lobos marinos muertos por lo que inmediatamente dieron aviso a PROFEPA, pero no se hicieron estudios de la muerte de estos organismos.

De igual modo, científicos e investigadores advierten que el dragado de fosfato no se ha autorizado en ninguna parte del mundo debido “a las catastróficas consecuencias ambientales y económicas” que afectarían a los ecosistemas marinos así como los sectores de turismo, pesquero y social.

Subscribe
Notify of
guest
8 Comments
Inline Feedbacks
View all comments